Saltar al contenido

Gestión de medicamentos. Cómo tratar medicamentos caducados

22 julio 2013

El sistema de gestión de residuos de medicamentos de la entidad española SIGRE es un ejemplo internacional de referencia para el tratamiento de medicamentos caducados o en desuso y de sus envases.

El sistema, presentado en el I Foro online de la Plataforma Posconsumo de Medicamentos, se ha erigido como “uno de los ejemplos de referencia internacional en la gestión de los residuos de medicamentos y sus envases”, según comunicado de la entidad. Realmente son referente en Cómo tratar medicamentos caducados.

En el encuentro también han participado la Corporación Punto Azul (Colombia), SINGREM (México) y VALORMED (Portugal), las cuatro entidades que actualmente componen la Red Iberoamericana de Programas Posconsumo de Medicamentos (RIPPM).

Los medicamentos caducados o en desuso y sus envases requieren de un sistema específico de recolección y gestión para garantizar el cuidado del medio ambiente y la salud pública, por lo que la implantación de este tipo de programas se convierte en una “prioridad medioambiental”.

SIGRE

SIGRE ha consolidado su sistema de gestión con áreas de actuación como la prevención en origen, “promoviendo que los envases sean cada vez más ecológicos”, la gestión responsable de los residuos, con un modelo basado en “la logística inversa y el control farmacéutico”, además de la sensibilización social.

Los 19 años de experiencia desde su implantación en España de este modelo suponen “un ejemplo de referencia para los países que estudian implantar este tipo de programas”, según SIGRE.
Este foro es “un punto de encuentro para entidades sin ánimo de lucro, públicas o privadas, cuyo objetivo es ayudar a otros países iberoamericanos a crear programas para la gestión de los residuos de medicamentos”.

Gestión medioambiental

La Red Iberoamericana de Programas Posconsumo de Medicamentos, puesta en marcha en octubre de 2015, fomenta la aplicación de soluciones para la correcta gestión medioambiental de los medicamentos caducados, parcialmente consumidos o deteriorados para proteger el medio ambiente y la salud humana, y contribuye a erradicar la falsificación.

Por su parte, SIGRE es una entidad sin ánimo de lucro en la que participan todos los agentes del sector farmacéutico para garantizar el correcto tratamiento ambiental de los residuos de envases y los restos de medicamentos que se generan en los domicilios

13 plagas biológicas que acechan a nuestro mundo

Entre 2004 y 2006, el DHS detectó un total de 13 agentes QBRN que calificaron de poderosos y urgentes a combatir: el ántrax (Bacillus anthracis), el botulismo (Botulinum toxin), los agentes nucleares, la potente viruela (Variola virus), el glanders (Burkholderia mallei); tres fiebres hemorrágicas: ébola, junin y marbug; la melioidosis (Burkholderia pseudomallei); el ántrax multiresistente (MDR Bacillus anthracis); la peste (Yersinia pestis); la tularemia (Francisella tularensis), así como el tifus exantemático epidémico (Rickettsia prowazekii).

La Universidad de Sheffield, ubicada en Gran Bretaña y reconocida internacionalmente por su Departamento de Biotecnología, es una de las instituciones que ha estudiado a fondo la melioidosis. Se trata de un organismo que puede incubarse en el cuerpo por años, incluso, décadas, a partir de contraer la bacteria Burkholderia pseudomallei.

«El peligroso patógeno se encuentra principalmente en el suelo del sureste del continente asiático y puede adquirirse al inhalar aire, comer alimentos o tomar agua contaminada», explica David Rice, especialista de la universidad.

«Actualmente, hay millones de personas que portan la bacteria y no lo saben, su manifestación muchas veces depende de qué tan bueno sea el sistema inmune de las personas», añadió.

CoronaVirus pandemia del 2020

No hay noticia más trascendente en los últimos días que el virus que está generando alarma mundial. Se trata del coronavirus, originado en un mercado popular en Wuhan, China y el cual se extiende de manera vertiginosa. Pero la pregunta que todos nos hacemos es: ¿qué tanto debemos temerle?

Sabemos que el virus es de rápida propagación y que las fronteras de ese país se han cerrado progresivamente para detener, de alguna manera, que se sigan contaminando zonas. Por otro lado, las aerolíneas de todas partes del mundo han venido suspendiendo vuelos hacia esa región, mientras que algunos gobiernos han tomado medidas extremas pero necesarias, como la prohibición de la entrada de extranjeros que hayan estado en el país asiático. 

Todo comenzó a finales del mes de diciembre del año pasado cuando se detectaron los primeros casos en la ciudad de Wuhan. Desde ese entonces ya más de 20 países han anunciado la infección en algunos de sus habitantes, acercándose la cifra a las 900 personas fallecidas hasta la fecha, de más de 40 mil casos registrados. De estas, unas 800 personas han fallecido en China, otras en Filipinas y unas más en Hong Kong. 

La Organización Mundial de la Salud declaró recientemente la emergencia internacional, como parte de sus intentos por detener el brote y que este no llegue a los países cuyo sistemas de salud son muy vulnerables. No obstante, el organismo de salud de la ONU (Naciones Unidas) ha venido criticando algunas medidas, como la restricción de vuelos internacionales y suspensión de vuelos a China.