Davos 2020: urgencia global para evitar daños irreversibles

Davos 2020: urgencia global para evitar daños irreversibles

La organización de conservación más grande del mundo, WWF, hizo un llamado a los líderes mundiales que asistieron a la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en Davos 2020, Suiza, para que tomen medidas urgentes y sin precedentes en 2020 frente a las emergencias interconectadas del clima y la naturaleza.

La intervención se produce en medio del aumento de la preocupación pública sobre los impactos de las actividades humanas en nuestro planeta y el consenso científico de que nuestra relación con la naturaleza es peligrosamente desequilibrada.

En 2019 fuimos testigos de cómo las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero continuaron aumentando, la deforestación se aceleró y la contaminación plástica llegó a todos los rincones de nuestro planeta.

En las primeras semanas del 2020, los incendios forestales en Australia se intensificaron, dejando un terrible daño para las personas y la vida silvestre. Es probable que tales eventos trágicos aumenten a menos que se tomen medidas decisivas para nuestro planeta.

La sobreexplotación humana ha empujado peligrosamente a nuestro planeta hacia una zona roja. Estamos consumiendo la naturaleza a un ritmo más rápido del que puede recuperarse, y continuamos emitiendo cada vez mayores cantidades de gases de efecto invernadero. Nunca antes la amenaza de daños irreparables había estado tan cerca

WWF 2020

Las cifras que demuestran nuestro impacto perjudicial sobre la naturaleza son alarmantes. Ya hemos perdido más de la mitad de nuestros bosques y arrecifes de coral. Dos tercios de los grandes ríos del mundo ahora están contenidos por represas. Desde 1970, las poblaciones de vida silvestre han disminuido en promedio un 60%, y un millón de especies están en peligro de extinción.

El riesgo que representa para los humanos la pérdida de biodiversidad y el cambio climático es incalculable, pero a menudo se pasa por alto o se asocian solamente al futuro. Si bien los fenómenos meteorológicos extremos captan la atención del mundo, la degradación del suelo, las prácticas agrícolas o pesqueras insostenibles y el colapso del ecosistema, impactan el bienestar humano y la prosperidad, y los más pobres del mundo lo sienten con mayor intensidad.

Davos 2020: Nuestra oportunidad para cambiar el rumbo

Todos ya debemos instar a los líderes políticos y empresariales a no perder la gran oportunidad que tenemos este 2020 de transformar nuestra relación con la naturaleza y asegurar un futuro sostenible.

Los líderes mundiales deben aceptar el reto y asumir responsabilidades para tomar decisiones críticas sobre el medio ambiente, el clima y el desarrollo sostenible que, en conjunto, tienen el potencial de volver a equilibrar nuestra relación con la naturaleza en beneficio de las personas y el planeta.

2020 muchos planes, poca acción

A lo largo del año, se negociará un acuerdo sobre un nuevo marco de biodiversidad, acciones frente al cambio climático, un nuevo tratado para los océanos y un compromiso renovado con el medio ambiente acorde a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Con una creciente coalición de voces (incluidos gobiernos, industrias, sociedad civil, comunidades indígenas, grupos religiosos, jóvenes y el público) que exigen acciones por la naturaleza, 2020 debe ser el año en que actuemos para evitar los daños irreparables a nuestro planeta.

El mundo debe impulsar un Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas, que sea integral, ambicioso y basado en ciencia, como el acuerdo climático global de París del 2015.

“2020 ofrece una oportunidad trascendental para colocar a la naturaleza en la ruta de la restauración. El mundo debe acordar una pérdida neta de “cero” de la naturaleza para 2030, además de su valoración y restauración y una justa distribución de sus beneficios. Para decirlo de forma clara, es una oportunidad que no podemos perder, nuestra supervivencia futura depende de esto”.

Un Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas se reflejaría en una serie de decisiones y compromisos firmes por parte de países que, juntos, detendrán y revertirán la pérdida sin precedentes de biodiversidad en el mundo e iniciarán la ruta hacia la restauración de la naturaleza para 2030.

Davos 2020: La oportunidad es hoy

Las razones para que las industrias actúen son incuestionables. Los desastres naturales causados ​​por el cambio climático y la alteración del ecosistema generada por el humano cuestan más de $300 mil millones por año. Mientras tanto, el crecimiento basado en modelos climáticos inteligentes, podría generar al menos $26 billones en beneficios económicos hasta 2030, y una transición hacia una agricultura más sostenible que, combinada con la protección de los bosques, podría generar más de $2 billones por año.