Saltar al contenido

¿Cómo podemos actuar por un mundo más sostenible?

9 marzo 2020

Necesitamos un presente sostenible

El planeta ya es insostenible, los recursos naturales se están agotando de forma irracional y a una rapidez mortal. es necesario actuar ya (no para después) a favor de un planeta más sostenible, de lo contrario no habrá forma de rescatar lo irrescatable: especies en extinción, hábitats destruidos, icebergs derretidos, olas de calor mortales, agricultura tóxica…

Estamos en el 2020. En 20 años ya en el 2040 ¿Cómo será el mundo en ese año? … ¿Deseas, como muchos que el planeta sea por fin un planeta sostenible? La mayoría deseamos esto. Pero esto no es posible con soñarlo. Tenemos que lograrlo colectivamente.

Para que el planeta no siga sufriendo el consumismo de la humanidad y podamos restaurar el daño ecológico debemos actuar por un mundo más sostenible a través del compromiso real y firme de las empresas, los gobiernos, organizaciones y sobre todo bajo un alto sentido de responsabilidad social individual.

Una vez que como ciudadanos estemos convencidos que somos en verdad el agente de cambio que nuestra propia comunidad necesita. Es hora de activar un plan, que sume esfuerzos de tus grupos de interés, vecinos, familiares, amigos y contactos. Juntos podemos difundir, empoderar, promover y adaptar hábitos responsables y actividades que eduquen sobre la importancia de la sustenabilidad.

El Plan por un Planeta Sostenible

Desde los siguienes pilares básicos de la sosteniilidad podemos empezar a actuar y sumar esfuerzos.

  • Empoderamiento de las mujeres y niñas
  • Regeneración marina
  • Agricultura regenerativa
  • Energía renovable (ya no depender del oro negro el petroleo)
  • Depender de la economía circular

La tasa global de pérdida de la naturaleza durante los últimos 50 años no tiene precedentes en la historia y amenaza la vida humana y su bienestar. Se estima que los servicios que provee la naturaleza tienen un valor de US $ 125 billones al año, el doble del PIB mundial, y sin estos recursos las empresas y los servicios de los que dependemos fracasarán. La naturaleza también nos beneficia al proporcionar comida, agua y aire limpio y es uno de nuestros aliados más fuertes contra el cambio climático. Es vital que sumemos nuestra Voz por el Planeta para presionar la creación de un Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas en 2020, por un futuro sostenible para todos.

Los bosques tropicales de la Amazonia y África pierden su capacidad para absorber dióxido de carbono

Los bosques tropicales de la Amazonia y África absorben un tercio menos de dióxido de carbono que en 1990, apunta un estudio realizado por científicos de diferentes países y liderazgo por la Universidad de Leeds (Inglaterra, Reino Unido) que publicó esta semana la revista Nature.

Esos especialistas examinaron y etiquetaron más de 300.000 árboles cada año durante las últimas tres décadas para calcular la cantidad de carbono que almacenaban tanto las plantas vivas como las que murieron en el proceso.

Efecto mortal en los árboles

Los árboles obtienen del aire y almacenan dióxido de carbono, que se libera de manera no natural cuando el ser humano los corta, se queman o descomponen.

El dióxido de carbono adicional aumenta el crecimiento de los árboles, pero cada año este efecto se ve cada vez más contrarrestado por los impactos negativos de las temperaturas más altas y las sequías, que retrasan su crecimiento y los pueden matar.

Wannes Hubau, Lider del Estudio

Selvas y bosques sin capacidad de absorber CO2

Las observaciones y un modelo estadístico permitieron a estos investigadores estimar que para 2030 la selva africana absorberá un 14 % menos de dióxido de carbono.

El panorama para la Amazonia tropical sería más desalentador: para 2035 sus árboles no obtendrían carbono y se convertirían en una gran fuente de emisión de gases de efecto invernadero debido a los incendios forestales.

Simon Lewis, ecologista de la Universidad de Leeds y coautor del artículo, considera que “uno de los impactos más preocupantes del cambio climático ya ha comenzado” y concluye que los bosques tropicales “se sumarán al problema”.