Saltar al contenido

Puede un agujero en la capa de ozono crear una extinción masiva?

El agujero en la capa de ozono afecta a la humanidad porque afecta a los humanos y cultivos agrícolas que son sensibles a la radiación ultravioleta

Que es IMECA

Un reciente estudio confirma que hace 360 millones de años se produjo un importante deterioro en la capa de ozono que desembocó en una erupción masiva en la Tierra. Estamos hablando de un importante agujero en la capa de ozono.

Hace 360 millones de años, un calentamiento en nuestro planeta colapsó la capa de ozono dando lugar a una de las mayores extinciones de masas de la historia de la Tierra.

En este momento, un calentamiento brusco y rápido aumentó la temperatura de la Tierra después de una fuerte glaciación. Este aumento de temperatura llevó sustancias químicas naturales capaz de destruir el ozono a las capas altas de la atmósfera.

El ozono estratosférico es un gas que nos protege de la radiación ultravioleta emitida por el Sol. Cuando este se destruye, la radiación ultravioleta dañina del Sol llega hasta la superficie terrestre siendo extremadamente peligrosa. Una investigación de la Universidad de Southampton publicado en Science Advances demuestra que los altos niveles de radiación ultravioleta arrasaron con la vida terrestre y marina en aguas poco profundas.

En esta extinción masiva sobrevivieron algunas plantas pero muchas se extinguieron al igual que peces acorazados o blindados. Los tiburones y peces óseos sobrevivieron hasta nuestros días.

Esta extinción además marcó la evolución de los primeros tetrápodos que eran peces que evolucionaron para tener extremidades en vez de aletas y que vivían en el agua. Debido a este fenómeno salieron hacia la vida terrestre evolucionando sus dedos de manos y pies. Los investigadores creen que las estimaciones actuales sugieren que alcanzaremos temperaturas globales similares a las de hace 360 millones de años, aumentando la posibilidad de que ocurra algo similar con la capa de ozono, arriesgando la vida del planeta. Debemos evitar que aumente el agujero en la capa de ozono.

Sobre las extinciones de masas

Las extinciones de masas son un fenómeno conocido, pero es la primera vez que se atribuye una de ellas a una disminución de la capa de ozono. Algunas son muy conocidas como la que acabó con los dinosaurios hace 66 millones de años por el impacto de un meteorito en la Tierra.

Otras extinciones masivas fueron por ejemplo la Gran Muerte Pérmica, hace 252 millones de años, producida por enormes erupciones volcánicas a escala continental que desestabilizaron el equilibrio atmosférico y oceánico del planeta.

Lo que nos depara si somos responsables

Un planeta rocoso en medio del espacio y que tras millones de años de evolución, tenga atmósfera, albergue vida y lo regenere constantemente, no tiene otra explicación que no sea: Equilibrio. Si éste se rompe, el sistema se rompe y afecta a todo.