Saltar al contenido

Cuál es la dieta natural ideal para controlar la diabetes.

Una dieta para la diabetes simplemente significa comer los alimentos más saludables en cantidades moderadas y apegarse a las comidas regulares.

Si tiene diabetes, su cuerpo no puede producir o utilizar la insulina adecuadamente. Esto conduce a una elevación del nivel de glucosa (azúcar) en la sangre. Una alimentación sana ayuda a mantener el azúcar de la sangre en un nivel adecuado.

Cuál es la dieta para la diabetes. Para quien sufre de diabetes es importante programar el menú de la semana y llevar una buena dieta diabetes. Seleccionando los alimentos a consumir y repartiendo los alimentos que contienen hidratos de carbono en las cantidades adecuadas. Si se va ha hacer un esfuerzo físico superior al habitual, lo mejor es tomar un alimento rico en Hidratos de Carbono complementario, antes del ejercicio físico

Dieta natural para controlar la diabetes

Los hidratos de carbono, también llamados glúcidos o azúcares, son macronutrientes de gran consumo en los hogares y que tienen como principal función aportar toda la energía necesaria al organismo de manera inmediata para la resolución de las tareas físicas diarias. Son muy fáciles de encontrar en los alimentos cotidianos como en el pan, la pasta o la fruta.

Cuando se realiza ejercicio de manera vigorosa, el cuerpo usa los carbohidratos para hacer funcionar la máquina. Son la primera fuente de energía de la dieta, la gasolina diaria de nuestro organismo y se consideran la base de la pirámide de la alimentación.

Hidratos de Carbono y Diabetes:

Para Diabetes I , la insulina se administra en función de los HC que se toman en cada comida del día. Es decir, la alimentación es libre pero el suministro de insulina depende de esto.

Para Diabetes II: La cantidad y tipo de HC debe limitarse.

El Índice Glucémico (IG) y la carga glucémica miden la velocidad y la magnitud con la que los alimentos ricos en HC incrementan la glucosa en la sangre.

Dieta baja en Hidratos de Carbono:

Verduras: La mayoría de las verduras no aportan cantidades destacables de HC, con excepción de los guisantes, las papas, el betabel (remolacha) y los camotes. En general las verduras y hortalizas son alimentos con poca grasa y recomendados en la dieta de la diabetes.

Frutos secos: Contienen muy pocos HC y se pueden consumir en raciones controladas (20, 25 gramos) , aportan grasas saludables (evitar nueces endulzados o garampiñados)

Alimentos con proteínas que no aportan carbohidratos:

Proteínas: Se recomienda el pescado azul por su alto contenido en Omega3, el atún ó salmón contiene mucho mercurio.  Se recomienda carne blanca, queso y huevos. Evitar: embutidos, carne roja ó procesada.

Semillas de chía para obtener Omega3 y aceite de oliva.

Cuando comes calorías y grasas adicionales, tu cuerpo crea un aumento indeseable de glucosa en la sangre. Si la glucosa en la sangre no se controla, puede provocar problemas graves, como un nivel alto de glucosa en la sangre (hiperglucemia) que, si es persistente, puede provocar complicaciones a largo plazo, como daños en los nervios, los riñones y el corazón.