Saltar al contenido

Gracias Twitter! No más anuncios políticos en esta red social

Que fastidio era ver a cada rato los anuncios políticos durante campañas electorales. Buenos ahora Twitter los prohíbe

marketing político

Desde 2020 Twitter prohíbe globalmente la promoción de contenido político o anuncios políticos en su plataforma. Ahora que se acercan las elecciones 2021, muchos estaremos agradecidos y contentos con esta decisión.

Esta importante y valiosa decisión se nasa en que el alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse.

Que tipo de anuncio político ya no veremos más en Twitter?

La red social define el contenido político como contenido que hace referencia a un candidato, partido político, funcionario gubernamental electo o designado, elección, referéndum, medida de votación, legislación, regulación, directiva o resultado judicial.

Los anuncios que contienen referencias a contenido político, incluidas las apelaciones de votos, las solicitudes de apoyo financiero y la defensa a favor o en contra de cualquiera de los tipos de contenido político mencionados anteriormente, están prohibidos bajo esta política.

Ya no veremos más anuncios de ningún tipo por parte de candidatos, partidos políticos o funcionarios gubernamentales electos o designados.

Referencia en la industria

será posible que Facebook tome las mismas decisiones? Es la búsqueda por liderar con ejemplo en su industria, Twitter ya no permite la pauta de anuncios políticos.

El CEO de la empresa, Jack Dorsey, anuncia que lo hace para evitar los “riesgos” que los algoritmos de las máquinas suponen para el debate público.

Si bien la publicidad en Internet es increíblemente poderosa y muy efectiva para los anunciantes comerciales, ese poder tiene riesgos importantes en política, donde se puede utilizar para influenciar los votos y afecta a las vidas de millones de personas

CEO Twitter sobre los anuncios políticos en Twitter

La influencia de las redes sociales en las campañas políticas

La evidencia de que las redes sociales como Twitter y Facebook son un nuevo actor en el discurso político con una influencia que puede llegar a cambiar el rumbo de países enteros en poco tiempo se hizo patente en 2016.

El mundo vio entonces como la campaña de Donald Trump en la elección presidencial de Estados Unidos, la campaña a favor del Brexit, o la campaña en contra del acuerdo de paz de Colombia, triunfaban en las urnas sorprendiendo a la política convencional.

Son campañas que movilizaron a través de las redes grupos de votantes muy específicos, a los que las redes permiten apuntar con precisión quirúrgica, y cuyas intenciones pasaron bajo el radar de las encuestas y la política tradicional.

Todo cambió desde la polémica de Cambridge Analytica

En las redes, además, el mensaje político se mezcla con las opiniones personales de cientos de millones de personas y no está sometido a reglas, por lo que apenas hay controles o manera de contrarrestar la desinformación y los bulos.

La información va directamente de una campaña o de un grupo de interés al usuario específico al que quiere convencer, sin contexto ni posibilidad de exponerle a otras ideas.

El escándalo de la empresa Cambridge Analytica, que utilizó datos obtenidos de Facebook para localizar con enorme precisión los votantes que podían darle a Trump la victoria, reveló al mundo la forma en que se pueden utilizar las redes.