Saltar al contenido

El Ártico podría quedarse sin hielo en septiembre de 2044

El cambio climático de origen humano podría contribuir a que el océano Ártico se quede libre de hielo en septiembre dentro de al menos 25 años porque un equipo científico augura que tal circunstancia ocurrirá en algún momento entre 2044 y 2067.

Así lo aseguran Chad Thackeray y Alex Hall, del Departamento de Ciencias Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos), en un estudio publicado en la revista ‘Nature Climate Change’. El Ártico sin hielo en septiembre de 2044

El hielo marino del Ártico ha disminuido sustancialmente en las últimas décadas y se prevé que continúe esa tendencia. El deshielo reduce el albedo (esto es, el efecto de la radiación solar que la superficie ártica refleja en la atmósfera), lo que lleva a una mayor absorción solar de la superficie, amplifica el calentamiento y aumenta la fusión.

Mientras los humanos han estado en la Tierra, el planeta ha tenido una gran capa de hielo marino en el Círculo Polar Ártico que se expande cada invierno y se contrae cada verano.

Que el hielo marino en el Ártico está en declive no es nuevo, puesto que las observaciones satelitales muestran que desde 1979, año en que empezó la toma de datos, la extensión helada de esta zona del planeta se ha reducido en un 13% por década si se tiene en cuenta el mes de septiembre, que es el que normalmente tiene menos hielo antes de que el agua vuelva a congelarse nuevamente.

El futuro del hielo marino del Ártico

Los científicos han intentado predecir el futuro del hielo marino del Ártico durante varias décadas al confiar en una serie de modelos climáticos globales que simulan cómo reaccionará el sistema climático a todo el dióxido de carbono que se libera a la atmósfera.

Pero las predicciones de los modelos varían porque algunos sugieren que la zona ártica estará libre de hielo en septiembre desde 2026 y otros retrasan este fenómeno a 2132.

El nuevo estudio reduce esa proyección a dentro de 25 años, concretamente en 2044.