Saltar al contenido

Solo el 4,6% de las ventas de automóviles ligeros corresponde a vehículos eléctricos

Los autos impulsados por energía eléctrica están marcando una nueva tendencia dentro del mercado. Estos vehículos, mucho más amigables con el medio ambiente debido a sus menores emisiones, son cada vez más usados en países desarrollados de Norteamérica y Europa, aunque en nuestro país hay varios factores que impiden una mayor adopción por parte de los conductores.

China fue, durante el año 2021, el país con mayor cantidad de autos eléctricos del mundo, con 2.3 millones de unidades vendidas. Por detrás del gigante asiático, encontramos a Estados Unidos, Alemania y Reino Unido.

Ahora bien, en México tan solo el 4,6% de los vehículos comercializados durante el año pasado, correspondieron a autos eléctricos, unas 47.079 unidades en total, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

¿Por qué se venden pocos autos eléctricos en México?

Los vehículos que utilizan energía eléctrica tienen ciertas particularidades que los hacen más difíciles de implementar, principalmente para economías menos desarrolladas, como es el caso de México.

En primer lugar, su coste suele ser significativamente más elevado que el de los coches convencionales. Resultando este un factor clave a la hora de que los mexicanos puedan volcarse masivamente hacia los nuevos vehículos. Está claro que en sectores económicos más humildes (que son los mayoritarios), la necesidad de transporte barato hace que se descarte la opción de coches eléctricos, por lo menos hasta que surjan en el mercado alternativas menos costosas.

Por otro lado, la infraestructura necesaria que gira alrededor de los autos eléctricos es otro limitante para una adopción masiva. Hablamos de la necesidad de contar con estaciones de carga distribuidas por todo el territorio que se requieren para dar soporte a los vehículos. Actualmente son pocas las estaciones que están en funcionamiento y que limitan las posibilidades de movilidad de estos autos.

Además, existen pocos centros de servicio especializados en reparaciones de coches eléctricos. Siendo sus refacciones más caras y difíciles de conseguir que las de los autos normales. Y, analizando más en profundidad su viabilidad, también existen pocas alternativas de seguros que estén centradas en ellos. Solo las mejores aseguradoras de autos, están ofreciendo planes enfocados en autos eléctricos.

Sin embargo, y a pesar de las múltiples limitaciones que tenemos hoy en día en el país, los especialistas son realmente optimistas acerca del futuro de la industria de los autos eléctricos en México.  Según datos de la consultora JD Power, el 39% de los mexicanos están dispuestos a comprar un coche eléctrico en un futuro.

 En este sentido, el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), José Zozaya, afirmó que, cuando se realicen todos los trabajos, la infraestructura y las políticas necesarias para mejorar la accesibilidad a este nuevo tipo de vehículos, se verán niveles récord en el mercado.