Azoteas verdes podrían rodar en camiones mexicanos ¿una buena idea?

Pasa la nota:

techo verde en autbusLa instalación de los jardines sobre camiones tendría un costo de entre 45 mil y 50 mil pesos por unidad

La mexicana Econstrucción busca replicar un proyecto neoyorquino e instalar azoteas verdes sobre los techos de autobuses en la Ciudad de México. Hasta el primer trimestre de 2012, el Gobierno del DF, líder en proyectos de azoteas verdes, había instalado 16 mil metros cuadrado

Cada autobús posee un área de entre 15 y 20 metros cuadrados, por lo que con 100 autobuses cubiertos con vegetación se tendría un jardín de entre mil 500 y 2 mil metros cuadrados, que estarían recorriendo avenidas de la Ciudad, explicó Alejandro Tazzer, socio fundador de Econstrucción.

“La tecnología la tenemos; es la misma que utilizamos para casas y edificios; la única diferencia es que mandamos a hacer una placa del mismo tamaño que el techo del autobús; como si se pusiera un impermeabilizante al techo, que es un plástico que va a cubrir toda la superficie y sobre ella se ponen todos los componentes de una azotea verde tradicional.

“El objetivo es que la lámina esté hecha a base de basura de plástico reciclada y sobre ella se coloquen elementos como el impermeabilizante, el geodren, el geotextil, el sustrato y una capa de plantas de raíz expansiva y no muy altas para evitar problemas con el viento”, explicó.

La única diferencia respecto a una azotea verde “fija” es la lámina que sostiene el jardín y que se puede quitar y poner.

Hasta ahora, una transnacional está interesada en jardinar sus camiones de reparto en México y además se ofreció el proyecto al Metrobús, pero aún están decidiendo, señaló Tazzer.

La instalación de estos jardines en camiones tendría un costo de entre 45 mil y 50 mil pesos por unidad, dijo el empresario.

“Se pueden poner en cualquier línea de transporte concesionada o pública o cualquier flotilla. En un Metrobús puedes llegar hasta a 75 metros cuadrados de superficie”, comentó.

Una de las ventajas de este proyecto es la recuperación de las emisiones de CO2 que el propio camión hace, pero además, los pasajeros tendrán más confort, pues las plantas se emplean como aislante térmico, por lo que la temperatura del vehículo variaría poco.

“Una azotea verde convierte un área no utilizada en un espacio agradable que promueve el confort y mejora la calidad de vida de las personas que lo disfrutan. Además, favorece el aumento de las áreas verdes en espacios que antes no podían aprovecharse y ayuda a la reducción del fenómeno denominado isla de calor, al tiempo que funge como aislante térmico y acústico”, dijo Tazzer.

Cualquier empresa que tenga una flotilla de camiones puede optar por este tipo de medidas, ya que contribuye al cuidado del ambiente, dijo Tazzer.

“Estamos investigando cuánto podemos capturar de CO2 para que una parte se capte directamente con el jardín; entonces lo que queremos es meter una parte del escape del autobús en un sistema de filtración que es parte del jardín”, detalló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *