Se descubre que el azúcar en la dieta duplica la producción de grasa en el hígado

Cuánta azúcar en la dieta es mala? Un nuevo estudio dirigido por científicos de la Universidad de Zúrich ha descubierto que el consumo moderado de fructosa y sacarosa puede amplificar drásticamente la producción de grasa en el hígado. La investigación también sugiere que estos cambios inducidos por el azúcar en el metabolismo de las grasas pueden continuar durante largos períodos de tiempo.

Mide el consumo de azúcar en la dieta: consumir de más puede ser realmente malo

Investigaciones anteriores han encontrado que la fructosa, en particular, puede alterar la capacidad del hígado para quemar grasas de manera eficaz. Se sabe que las dietas altas en fructosa dañan las mitocondrias y hacen que el hígado deje de quemar grasa y la almacene.

La nueva investigación exploró si estas mismas anomalías metabólicas fueron provocadas por volúmenes moderados de azúcar en una dieta. Se reclutaron alrededor de cien sujetos jóvenes sanos y se dividieron en tres grupos más un grupo de control. Cada grupo de azúcar consumió una bebida por día con 80 gramos de fructosa, glucosa o sacarosa. Como referencia, esa es aproximadamente la cantidad de azúcar en dos latas de Coca-Cola.

La producción de grasa del propio cuerpo en el hígado fue dos veces más alta en el grupo de fructosa que en el grupo de glucosa o en el grupo de control, y este fue el caso aún más de doce horas después de la última comida o consumo de azúcar

Cuidado con el alto consumo de azúcar en la dieta

Cuánta azúcar es bueno cada día. Sé Responsable con el consumo de azúcar en la dieta

Es importante destacar que los resultados mostraron que la sacarosa amplificó la producción de grasa en el hígado al mismo nivel observado con la fructosa. Investigaciones anteriores habían sugerido que se pensaba que solo la fructosa tenía este efecto negativo sobre el metabolismo de las grasas del hígado.

Gerber señala que estos hallazgos sugieren que cantidades relativamente pequeñas de azúcares agregados a una dieta pueden desencadenar efectos metabólicos adversos. Y se observó que estos efectos duraban más tiempo de lo que se pensaba.

80 gramos de azúcar al día, lo que equivale a aproximadamente 0,8 litros de un refresco normal, aumenta la producción de grasa en el hígado”. Y la producción de grasa hiperactiva continúa durante un período de tiempo más largo, incluso si no se consume más azúcar.

En última instancia, los investigadores sugieren que estos hallazgos son un poderoso recordatorio para limitar los azúcares agregados en la dieta diaria. La American Heart Foundation actualmente recomienda que los hombres no consuman más de 37,5 gramos de azúcar agregada por día y que las mujeres no más de 25 gramos.

El nuevo estudio se publicó en la revista Journal of Hematology . Evita el exceso de azúcar

Etiquetas: