Conservación de la biodiversidad: compromiso común de Suiza y México

Pasa la nota:

agricultura MéxicoLas amenazas a la naturaleza en el mundo globalizado son latentes. En concreto, las amenazas a la biodiversidad se concentran en la destrucción del hábitat, la sobreexplotación de los recursos naturales, la extracción ilegal, las especies invasoras y el comercio ilegal de especies de vida silvestre. La conmemoración del 70 aniversario de las relaciones diplomáticas México-Suiza resulta un momento clave para reflexionar sobre la cooperación de los dos países por la conservación de la biodiversidad.

La diversidad natural en Suiza es vasta. De los casi cinco millones de especies animales viviendo en el planeta, cerca de 40,000 (entre ellos 1% de vertebrados) se encuentran ahí. México por su parte es considerado un país megadiverso en conjunto con otros 16 países, ya que albergan en total entre 60 y 70% de la biodiversidad total del planeta.

Para los helvéticos la preocupación por la biodiversidad es creciente, del año 2009 a 2010, aumentó de 48% a 65% la percepción sobre el tema. En este momento, la proporción de las superficies de fomento a la biodiversidad representa un 12% de la superficie agrícola utilizada. La Política Agrícola 2014-2017 ha reforzado la diversidad biológica en el sector agrícola, implementando contribuciones a la biodiversidad mediante argumentos legales.

Desde hace años, Suiza y México colaboran por la protección de la biodiversidad. Los dos países son miembros de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Asimismo, los dos son participantes activos en las Conferencias de las Partes (COP), los encuentros anuales de los países adheridos a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Suiza ha confirmado su participación en la decimotercera reunión de la COP en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD) que se celebrará en noviembre de 2016 en Los Cabos.

Otro caso interesante del intercambio entre Suiza y México en pro de la naturaleza es la práctica de la agricultura orgánica, que asegura la explotación respetuosa de la biodiversidad aplicando normas en materia de desarrollo sostenible. Las medidas exigen que los agricultores orgánicos utilicen el 7% de sus tierras como hábitats semi-naturales. Esto se aplica a los agricultores orgánicos y de bajos insumos que reciben pagos y subvenciones directas bajo esquemas agroambientales. Estos parámetros se extienden a México a través del Instituto de Investigaciones para la Agricultura Orgánica de Suiza (FiBL).

Un ejemplo exitoso del trabajo del FiBL en México es Cítricos Ex, empresa mexicana dedicada a la producción de jugos en la región de Veracruz, que obtuvo el Premio Nacional de Exportación. El lanzamiento de la línea de productos orgánicos de Cítricos Ex fue resultado de la cooperación con FiBL, quien brindó consultoría y certificación de orgánicos de acuerdo con los más altos estándares suizos, los Bio Suisse. Una característica interesante de la sostenibilidad en el proceso de negocio del jugo orgánico es el reciclaje de los residuos de cáscara de los cítricos, que los agricultores utilizan ahora como ingrediente en el proceso de producción de abono orgánico. El premio también reconoce la excelencia en la responsabilidad corporativa ambiental y social.

Ante un reto de tal relevancia y trascendencia global como es la conservación de la biodiversidad, la cooperación internacional debe continuar. Tanto en foros de alto nivel como en el intercambio directo de mejores prácticas, México y Suiza ya colaboran en este aspecto. El fortalecimiento de esta cooperación será pieza clave de las relaciones diplomáticas entre nuestros países en los años por venir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *