Saltar al contenido

¿Puede la empresa comprometerse con la no deforestación?

La desforestación​ es un proceso provocado por la acción de los humanos, en el que se destruye o agota la superficie forestal. no deforestación

jaguar mexicano y tren maya

La biodiversidad del planeta está en crisis…¡Eso ya es algo visible! Cada vez vemos menos verde en los mapas aéreos de la tierra. Es necesario una no deforestación.

Especies en peligro de extinción, mala calidad de aire y tierra, contaminación de aguas, deforestación y degradación de bosques y selvas son grandes problemas ambientales que urgen solucionar para ver y vivir un país sustentable. Hay muchos responsables, y muchos interesados en poner manos a la obra a favor de la reforestación y preservación de los ecosistemas.

La deforestación de bosques y selvas es ocasionado por diferentes factores: extracción de recursos para la industria, desmonte para la expansión de distintos tipos de agricultura y urbanización. Además, todas las empresas dependen de los bosques para su operación diaria.  La deforestación ha roto el equilibrio climático y ha provocado una drástica disminución de agua a escala local y nacional. Las industrias responsables pueden poner en acción su responsabilidad social y ambiental en relación a los bosques  con acciones reales y prácticas sustentables.

En la industria de la alimentación, salud y belleza por ejemplo… de los bosques y selvas son extraídos de forma masiva el aceite de palma y la pulpa de madera.

¿Puede la industria comprometerse con la no deforestación?

La deforestación es la disminución de la superficie cubierta de bosque por utilización de suelo.

Urge determinar y salvar el  futuro de la superficie forestal demontada.  Es necesario promover el uso responsable de la pulpa de madera y del aceite de palma por parte de las grandes multinacionales. Es importante que la empresa adopte estrategias y compromisos para la no deforestación.

¡Empresas globales ya están tomando acción!

A través de políticas, principios y compromisos en su cadena de valor, las empresas involucran a sus proveedores, ONGs locales y expertos a garantizar la no deforestación en sus procesos.

Algunas acciones para asegurar la sustentabilidad de los bosques y selvas:

  • Practicar transparencia en la adquisición de materiales, asegurándo de que se usan prácticas de manejo forestal sostenible, evitando fuentes de madera indeseables y trabajando con las partes interesadas sobre los incrementos graduales en los esquemas de certificación de la calidad.
  • Desarrollar una cadena de suministro rastreable.
  • Usar sistemas de verificación de terceros independientes para garantizar una gestión forestal sostenible y la rastreabilidad de la madera y, a su vez, trabajamos con organizaciones globales de múltiples partes interesadas para desarrollar herramientas y métodos científicos que protejan los valores y servicios que ofrecen las forestas, tales como las biodiversidad, la protección de las cuencas hidrográficas y la moderación del clima.
  • Monitorear y reportar anualmente la cantidad de madera comprada y toda la información relevante sobre el estado de la certificació
  • No obtener madera de Bosques de Alto Valor de Conservación (BAVC)
  • No comercializar madera ni sus derivados de áreas en conflicto (madera que fue comercializada de manera que conduce al conflicto armado y que amenaza la estabilidad nacional o de la región).

La deforestación ya no puede ser un recurso para obtener materias primas.  El sector privado es pieza clave en la lucha contra el cambio climático.

“Este artículo ha sido patrocinado por P&G, todas las opiniones expresadas son mías” @SalasLety