Cambia tus hábitos para cuidar tu planeta

Pasa la nota:

El próximo 22 de Abril celebraremos, como cada año desde 1969 el Día Internacional de la Madre Tierra. Sin duda en todas las ciudades del mundo se realizarán actos de concienciación, una vez más, intentando que aquellos que aún no tienen hábitos responsables sean capaces de cambiar siquiera una pauta, pero el trabajo debe realizarse a diario, y sencillamente no tomarlo como una medida provisional, sino cambiar definitivamente nuestras costumbres. Recordemos cómo poco a poco también los gobiernos y las empresas se implican en este cambio social, pero ¿nos hemos dado cuenta de lo que está a nuestro alcance desde ya?

Encuentra el modo de gastar menos papel: Los grandes supermercados cuentan con sus apps para smartphones con las que llevar encima, sin papel, los cupones de descuento, e incluso se pueden configurar muchas de ellas para que no emitan factura en papel sino que se acumule en la misma app. Los contratos de empresas o financieras se envían en PDF y se validan con firma electrónica, e incluso las tarjetas de “rasca y gana” o las loterías se pueden jugar online, evitando imprimir numerosos boletos que al día siguiente estarán en la basura.

Acostúmbrate a utilizar envases y bolsas no desechables: Cada vez más personas llevan su agua y bebidas en botellas libres de plásticos que rellenan (incluso ponen sus propios vasos cuando acuden a comprar un café para llevar en vez de coger los de cartón). Las tote bag, tan de moda en estos momentos, y las bolsas plegables de tela que no ocupan espacio en el bolso son una excelente alternativa para ir a hacer la compra grande, ¡las hay en formato mochila!

Solidarízate con el movimiento anti-menaje de plástico: La Unión Europea ha puesto fecha límite a las pajitas, cubiertos y vajillas de plástico desechables, ya no se venderán a partir de 2021, rebajando considerablemente la fabricación de productos de plástico de un único uso.

Vive un poco más despacio: muchas veces compramos frutas, verduras, carnes y pescado ya envasadas en plásticos por no tener que guardar cola para pesarlas o para que nos corten en filetes o limpien el pescado y la carne. Si lo pensamos bien, tampoco son muchos más minutos, sabremos que el producto es fresco o lo seleccionaremos nosotros mismos en el caso de la fruta y verdura, y sin duda los envases no serán plásticos sino papel, o en el caso de que vayan bolsas, seguramente sean más finas.

Mejor sin globos: cuando acudas a celebraciones por el día del Trabajo, el día de la Mujer, el día del Niño, el día de La Paz y la no Violencia, recuerda que los globos no van al cielo, sino que terminan cayendo en nidos de pájaros, mares, cosechas, y en definitiva, haciendo más incómoda la vida a otras especies, aparte de contaminar mucho. ¡Celebra con canciones y bailes!