Central eléctrica en Suecia quema ropa de H&M para generación de energía.

Pasa la nota:

La central termoeléctrica ubicada al norte de Estocolmo tiene como meta dejar de utilizar combustibles fósiles para el año 2020.

La empresa operadora y dueña de una central generadora en Estocolmo, Malarenergi, se propuso terminar con el uso de combustibles fósiles antes del año 2020, por lo que los ha ido sustituyendo por madera, basura y recientemente… ropa de la marca sueca H&M. Jens Neren, jefe de suministros de combustibles dijo en una entrevista:

Para nosotros es un material quemable. Nuestra meta es usar sólo combustibles renovables y reciclados.

La empresa Malarenergi ya ha incinerado cerca de 400,000 toneladas de basura provenientes de la ciudad vecina Eskilstuna, ahora a esta cantidad se le suman unas 15 toneladas de ropa proporcionada por Hennes & Mauritz este año. La ropa es desechada cuando no cumple con la restricción de productos químicos o son invadidas por moho durante su almacenamiento y provienen de un almacén central que se encuentra a unos 100 kilómetros de Estocolmo. Al respecto, Johanna Dahl, jefa de comunicaciones de la marca afirmó:

H&M no quema ninguna ropa que se pueda usar. Sin embargo, es nuestra obligación legal asegurarnos de que la ropa que contenga moho o no cumpla con nuestra estricta política restricción de sustancias químicas sea destruida.

Suecia prácticamente no genera ninguna emisión en su sistema de generación eléctrica que incluye hidroeléctricas, plantas nucleares y campos eólicos, sin embargo, algunos municipios locales continúan utilizando carbón y petróleo como fuentes de energía de calor y electricidad que se utilizan principalmente para calefacción. La planta ubicada en Vasteras llegó a quemar hasta 650,000 toneladas de carbón en el año 1996, pero ahora se pretende utilizar únicamente basura y biocombustibles para alimentar la caldera principal que suministra energía a mas de 150,000 hogares.