Saltar al contenido

Cómo obtener certificación energética, considerando edificios existentes

Cómo ser una Empresa Socialmente Responsable

El certificado de eficiencia energética o certificado energético es un documento oficial redactado por un técnico competente que incluye información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble.

En este sentido, la certificación energética califica energéticamente un inmueble calculando el consumo anual de energía necesario para satisfacer la demanda energética de un edificio en condiciones normales de ocupación y funcionamiento. (incluye la producción de agua caliente, calefacción, iluminación, refrigeración y ventilación).

El proceso de certificación energética concluye con la emisión de un certificado de eficiencia energética y la asignación de una etiqueta energética. La escala de calificación energética es de siete letras y varía entre las letras A (edificio más eficiente energéticamente) y G (edificio menos eficiente energéticamente). La etiqueta energética expresa la calificación energética de un edificio otorgando una de estas letras.

En Estados Unidos, a diferencia de los países de la Unión Europea, no existe un Etiquetado Energético en forma obligatoria, sino que existen regulaciones sobre los mínimos de eficiencia energética con los que deben cumplir las edificaciones. Las normas de eficiencia energética se desarrollan de forma distinta que en Europa.

Teniendo en cuenta que es el mayor consumidor de energía del mundo, su dependencia de los combustibles fósiles lo hace mirar al futuro para conseguir una independencia energética del exterior. Porque aunque posee recursos propios sigue importando petróleo en grandes cantidades (sobre 10.000 barriles de petróleo diarios).

Energía en Estados Unidos

La energía en USA y la normativa, se ha enfocado fuertemente en implementar diferentes acciones durante los últimos 30 años para introducir y fomentar la eficiencia energética, con el objeto de asegurar el suministro de la energía en el país. Un ejemplo de estas acciones es la Política de Eficiencia Energética del 2005, que ofrece a los consumidores y las empresas federales, créditos tributarios (beneficios tributarios) por la compra de vehículos eléctricos híbridos, que usen en forma eficiente el combustible, por la construcción y remodelación de edificaciones y la compra de artefactos y productos energéticamente eficientes.

Además, realiza inversiones de alto riesgo en investigación y desarrollo de alto valor, que no lo podría realizar el sector privado en forma independiente, acción fundamental para asegurar el abastecimiento energético en el futuro. Con todas estas acciones, intervenciones y subvenciones, se ha logrado introducir el concepto de eficiencia energética en las instituciones, las empresas y los usuarios, que son los que finalmente exigen que la eficiencia energética este presente en los productos que compran y arriendan.

En esta página puedes consultar todas las normativas estado por estado de EEUU.

Consumo de Energía en Estados Unidos

Los Estados Unidos utilizan y producen muchos tipos y fuentes de energía diferentes, que pueden agruparse en categorías generales, como las primarias y secundarias, las renovables y las no renovables, y los combustibles fósiles.

Las fuentes primarias de energía incluyen combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón), energía nuclear y fuentes de energía renovables. La electricidad es una fuente de energía secundaria que se genera (produce) a partir de fuentes de energía primarias.

Las fuentes de energía se miden en diferentes unidades físicas:

  • combustibles líquidos en barriles o galones.
  • gas natural en pies cúbicos.
  • carbón en toneladas
  • electricidad en kilovatios.

En los Estados Unidos, las unidades térmicas británicas (BTU), una medida de energía térmica, se utilizan comúnmente para comparar diferentes tipos de energía entre sí.

En 2017, el consumo total de energía primaria en Estados Unidos fue igual a aproximadamente 97,7 billones (97.728.000.000.000.000) BTU.

Hay cinco sectores principales de consumo de energía primaria. Sus acciones de consumo total de energía primaria en 2017 fueron:

  • Energía eléctrica: 38.1%
  • Transporte: 28,8%
  • Industrial: 22.4%
  • Residencial: 6.2%
  • Comercial: 4.5%

El sector de la energía eléctrica genera la mayor parte de la electricidad en los Estados Unidos, y los otros cuatro sectores consumen la mayor parte de esa electricidad.

El patrón del uso del combustible varía extensamente por sector. Por ejemplo, el petróleo proporciona alrededor del 92% de la energía utilizada para el transporte, pero sólo el 1% de la energía utilizada para generar electricidad.