Certificación WELL, ofrece a la arquitectura un equilibrio a salud y bienestar humano

Pasa la nota:

La arquitectura evoluciona continuamente para satisfacer las demandas de la sociedad.

Recientemente, un esfuerzo global para abordar el cambio climático, y para lograr una eficiencia energética óptima en los edificios, ha puesto en relieve los estándares como BREEAM y LEED. Sin embargo, como el análisis científico y la conciencia de la salud mental humana ha aumentado, los arquitectos estamos una vez más obligados a situar a los seres humanos en el centro del proceso de diseño. Esta creciente tendencia ha llevado al desarrollo de la certificación WELL – considerada la primera certificación del mundo centrada exclusivamente en la salud y el bienestar de los humanos.

Los estándares detrás de WELL han sido el resultado de siete años de investigación con científicos, médicos y arquitectos. Al igual que LEED, la Certificación WELL se otorga en tres niveles: Plata, Oro y Platino. Sin embargo, mientras que las normas BREEAM y LEED se centran en la relación entre los edificios y el medio ambiente, WELL reconoce la relación entre los edificios y sus ocupantes.

WELL aborda siete conceptos relacionados con la salud humana en el entorno construido: aire, agua, alimento, luz, fitness, comodidad y mente. Por lo tanto, un espacio bien certificado, es uno que se considera para mejorar la nutrición, la aptitud, el estado de ánimo, los patrones de sueño y el rendimiento de sus ocupantes.

La certificación WELL está ganando terreno dentro de la industria de la construcción, ejemplificada por el edificio de oficinas de Fosters + Partners en 425 Park Avenue en Nueva York, que obtuvo la Certificación WELL en 2015.

Desde entonces se ha revelado que la Sede de Symantec en California se convertirá en uno de los primeros edificios de Silicon Valley en ser ‘bien’ certificado. El diseño de la firma estadounidense Little cuenta con una diversa y vibrante colección de espacios, con materiales naturales acentuados por los colores llamativos de su marca.

La energizante y cómoda área de trabajo de Symantec da lugar a beneficios físicos y mentales para los empleados y ofrece un indicio de lo que pueden ser los espacios bien certificados en un futuro.

“La Certificación WELL de construcción se centra en la sostenibilidad humana mediante la creación de entornos que tienen un impacto beneficioso sobre la salud humana y la productividad”, explica Carolyn Rickard-Brideau, socia principal de Little. “El diseño de Symantec se centra en un enfoque integral de la salud y el bienestar y va más allá de los requisitos previos medioambientales de WELL en algunas áreas específicas de impacto, incluyendo luz, aire y mente”.