La expedición de esta Ley fue aprobada en el Pleno del Senado el 17 de abril de 2018 y abroga la publicada en el Diario Oficial de la Federación el 25 de febrero de 2003 con el objetivo de regular el uso y conservación de los bosques mexicanos.

La nueva Ley de Desarrollo Forestal Sustentable recoge recomendaciones que la sociedad civil y academia hicieron durante un año y medio de debate en coordinación con la Comisión de Cambio Climático del Senado, la Comisión Nacional Forestal y legisladores de diversos partidos.

Durante el tiempo de análisis y participación de la sociedad civil, se logró acordar que los legisladores restituyeran las funciones de vigilancia y supervisión de la política forestal al ConsejoNacional Forestal y a los Consejos Estatales, donde la sociedad civil tiene una participación primordial. La nueva legislación obliga al gobierno a consultar dichos órganos en todos los asuntos de política forestal. Los Consejos se erigen así en órganos con atribuciones vinculantes, que ponen al sector forestal a la altura de sectores cuyas políticas son puntualmente vigiladas y orientadas por la sociedad civil.

La nueva Ley también permite una muy estrecha colaboración entre la SAGARPA y la SEMARNAT para canalizar coordinadamente los subsidios destinados a un desarrollo sustentable del campo.

Las adiciones que contiene esta nueva Ley son las siguientes:

Consulta aquí el Dictamen de declaratoria de Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable

/cms/uploads/image/file/408922/Ley_Forestal_4.jpg