Debemos saber que una bolsa de plástico de un solo uso tarda décadas (en el mejor de los casos) en degradarse. Y lo hace desprendiendo cientos de miles de diminutos fragmentos de microplásticos, junto a todos los aditivos y tóxicos que pueda llevar ese plástico. A cambio su uso medio es de unos 12 minutos. Algo realmente inasumible desde el punto de vista de la sostenibilidad. Conoce las alternativas a las bolsas de plástico.

Pero hay alternativas reutilizables. Aquí tienes unas propuestas sencillas y mucho más sostenibles a la bolsa de plástico de un solo uso, a ti de decidir por cual apostar:

Bolsa de plástico
12 minutos
Bolsa de rafia
3-5 años
Bolsa de tela
8 años
Mochila
10 años
Carrito
15 años
Capazo
20 años

En la lista, y por orden de compromiso ambiental de menos a mayor, se sitúan las bolsas plásticas recicladas de rafia. Sería como usar 125 de plástico de un solo uso y se pueden usar 50 veces, pero si las cuidas te pueden durar más, de tres a cinco años. También puedes llevar a hacer tus compras diarias una mochila. Algunos fabricantes dan garantía de hasta 10 años de uso. Le siguen los carritos de la compra, con una vida media de 15 años, o más, si les damos un uso razonable.

En el top de la lista bolsas para llevar están las de tela elaboradas con materiales naturales (algodón ecológico, yute, coco…) y el clásico capazo(mimbre, cáñamo, palma natural) de duración casi eterna, como lo demuestran las cestas de este material encontradas en algunas tumbas del antiguo Egipto.

El Real Decreto 293/2018 sobre reducción del consumo de bolsas de plástico, que entró en vigor este domingo 1 de julio, además de llegar con un año de retraso, no es nada ambicioso con respecto a las medidas que se planteaban desde la Directiva Europea. Aunque ambos documentos reconocen la necesidad de reducir el consumo de bolsas de plástico, debido a la amenaza que presentan para el medio ambiente y la fauna marina, el Real Decreto fomenta principalmente la sustitución de bolsas de plástico por bolsas compostables, ya que a partir de 2021 las bolsas 100% de plástico se prohibirán. Sin embargo, estas bolsas compostables pueden seguir conteniendo plástico y sólo se degradan bajo condiciones industriales o de laboratorio muy específicas que no se dan en la naturaleza. Además, esta medida no combate la cultura del “usar y tirar”, ni se dirige a la raíz del problema, que es la producción y consumo masivo de plásticos de un solo uso.