Costa Rica promete ser el primer país del mundo en acabar con el plástico de un solo uso

Pasa la nota:

Costa Rica ha declarado la guerra a los plásticos de un solo uso mediante una nueva iniciativa que fomenta la búsqueda de alternativas a estos contaminantes con la intención de convertirse en el primer país en eliminar este tipo de materiales para 2021, informa The Costa Rica News.

Entre esos productos que se emplean durante pocos minutos, pero permanecen en nuestro entorno durante cientos de años, se cuentan bolsas, removedores de café, tapas, cubiertos y otros utensilios, alrededor de 800 toneladas anuales de residuos sólidos que terminan en bosques, ríos o playas.

Así, las autoridades costarricenses pretenden incentivar el uso de sus sustitutos mediante ‘premios’ a los comerciosprivados y políticas en el sector público, que favorezcan la compra de materiales renovables de rápida degradación.

Entre las soluciones propuestas se encuentra un nuevo material desarrollado por estudiantes costarricenses a partir de bananos, que es cinco veces más resistente que las actuales bolsas de plástico y se desintegra por sí solo en 18 meses.

Costa Rica ideó la Estrategia Nacional para la Sustitución de Plásticos de un Solo Uso, que cuenta con financiamiento del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), así como con el apoyo de los gobiernos locales y varios sectores privados.

El ‘paraíso’ de las renovables: Costa Rica renunció durante casi todo el 2016 al crudo y al carbón

Costa Rica se abasteció únicamente de energías renovables durante 252 días del 2016, gracias a la red energética generada por las plantas eléctricas de este tipo, según la empresa estatal costarricense ICE (Instituto Costarricense de Electricidad), informa ‘The Tico Times’.

Según el ICE, el 74,35% de la energía eléctrica del país fue generada por plantas hidroeléctricas, mientras que el 12,74% y el 10.30% de la electricidad salió de plantas geotérmicas y eólicas, respectivamente. Las plantas de energía solar y de biomasa produjeron un 0,01% y un 0,74%, respectivamente.

El 1,88% restante de la electricidad producida durante 2016 tuvo que ser generado a partir de combustibles fósiles debido a la escasez de lluvias a primeros de año.

El objetivo de las renovables para 2017

Ya el pasado mes de agosto Costa Rica ocupó los titulares de la prensa internacional tras lograr abastecer durante 113 días a todo el país usando únicamente energías renovables. No obstante, el sistema de transporte costarricense aún depende de energías fósiles, representando un 70% del consumo energético del país.

Por su parte, el presidente ejecutivo del ICE, Carlos Obregón, se muestra confiado en que las energías renovables se conviertan en recursos energéticos estables para el 2017 en Costa Rica. “Abriremos cuatro nuevas plantas eólicas el año que viene [2017] y esperamos unas condiciones meteorológicas que favorezcan las cuencas de nuestros ríos para que ayuden a suministrar energía a las plantas hidroeléctricas”, apuntó.