Saltar al contenido

Sobre la Cumbre ONU 2019 ¿De qué va el llamado a la Acción Climática? Leer y Compartir. SOS

Con el fin de reforzar nuestro compromiso y alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, el Secretario General ha convocado la Cumbre sobre la Acción Climática.

Luis Alfonso de Alba es el Enviado Especial del Secretario General para la Cumbre sobre la Acción Climática 2019. Su labor es liderar, orientar y dirigir la estrategia para acelerar la acción para frenar el cambio climático. La Cumbre tiene como objetivo principal animar a los países participantes a que sean ambiciosos en sus compromisos climáticos, y a acelerar la implementación de la acción climática de cara a 2020 y adelante, como se establece en el Acuerdo de París. La Cumbre reunirá a Jefes de Estado y de Gobierno, líderes empresariales, académicos y científicos, jóvenes, representantes de la sociedad civil, líderes locales, así como al sistema de las Naciones Unidas.

Septiembre en NYC: Por el mayor grito de la historia contra el cambio climático

La semana del clima en Nueva york es el momento y el lugar donde todo el mundo se reúne para mostrar su participación por la acción climática y debatir cómo podemos hacer más.  En la víspera de la Cumbre Climática de la ONU a llevarse a cabo el lubes 23 de septiembre, miles de estudiantes participaron en una huelga el viernes previo, y luego unos 100,000 activistas realizaron una gran marcha el sábado para exigir políticas serias en favor del medio ambiente

La Gran Manzana es el epicentro de una de las mayores concentraciones en la historia, para inspirar al mundo a activar acciones serias contra el cambio climático y el fin de la era de los combustibles fósiles. Varias demostraciones se realizaron ambos días, justamente antes del inicio la próxima semana de la Cumbre para la Acción Climática de la ONU, la cual reunirá a casi 200 líderes mundiales en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, para discutir sobre la transición global a energías renovables.

La primera actividad (realizada el viernes) fue la ‘huelga climática’. En donde cientos de jóvenes, incluyendo estudiantes de las escuelas públicas de la Gran Manzana, se concentraron a las 12 p.m. en Foley Square para participar de un rally denominado ‘Clima Strike NYC: A call to Action‘, que forma parte de una acción mundial en la que alumnos abandonarán sus aulas y adultos sus lugares de trabajo, para exigir que se tomen medidas transformadoras para abordar la crisis climática. Luego, los manifestantes marcharon desde el 31-51 Center Street, por el Distrito Financiero, hasta llegar a Battery Park donde habrá otro rally. Esto solo en NYC, alrededor del mundo muchos, miles de estudiantes se sumaron a esta huelga climática.

Luego el sábado, también al mediodía, más de 100,000 activistas ambientales se tomaron las calles de Manhattan en la llamada Gran Marcha por el Clima, la cual partirá desde el Columbus Circle y concluirá entre las calles 34 y 38 con la Avenida 11, enfrente del Javits Center.

Este gran movimiento humano que se integró en varios  puntos de la ciudad, procederá de manifestantes que vendrán desde otras ciudades como Los Angeles y Washington DC, y que llegarán a la Gran Manzana transportándose a través de medios alternativos, libres de carbono. ¡Pero Qué Genial, está esto verdad?

En Nueva York se escenificaron actividades, que los organizadores califican como las más visibles en los cinco continentes. Este mismo fin de semana, se programaron más de 2,500 eventos en 150 países, con el mismo objetivo: promover acciones concretas que detengan el calentamiento global.

¡Tenemos que doblar la esquina de la crisis climática ahora! Es importante tener acciones en las grandes ciudades, pero esta fuerza para exigir un cambio, se exhibirá en todo el país, este fin de semana.-Ed Fallon, fundador y director de la Marcha por el Clima.

En las 800 concentraciones planificadas en el país, se pidió respetar un estricto código de no violencia, pero además este gran grito mundial por el ambiente, estará combinado con la presencia de activistas virtuales en diferentes plataformas, y la participación activa de liderazgos juveniles y estudiantes.

NYC: el centro del mundo

La Gran Manzana como es ya costumbre, abre las puertas a la temporada diplomática más concurrida del año. A partir del próximo lunes 23 de septiembre, la sede de la ONU recibirá a centenares de presidentes y jefes de gobierno del mundo al celebrarse su 74 Asamblea General, pero este encuentro de líderes mundiales tendrá como ingrediente adicional, una serie de actividades paralelas, para exigir más acción climática por el planeta.

Por dos semanas, la ciudad estará más congestionada de lo normal, pues se dará pasó a concentraciones y actividades en varios puntos de Manhattan, especialmente en los alrededores del edificio del organismo internacional y también en el Bajo Manhattan.

Ya el Departamento de Transporte de la Ciudad (DOT) ha alertado del congestionamiento y el cierre de calles,  en la Primera avenida y entre las calles 42 y 48. Se recomienda durante estos días no usar vehículos particulares, si no es estrictamente necesario. Caminar y bicicletas serían la mejor opción.

Permiso para faltar a la escuela

El Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) confirmó que no penalizará a los estudiantes que se unan a las concentraciones y actividades juveniles mundiales. Para ello, el Concejo Municipal aprobó una medida que permite a cualquier estudiante participar en las protestas, con el consentimiento de los padres, y su ausencia de clases será ‘justificada’.

Cuando desde la Gran Manzana se anunció que los estudiantes de escuelas públicas podrían faltar a clases, como una forma de ofrecer apoyo a estas concentraciones, se generó expectativa en las otras ciudades sobre una medida similar.

No es la primera vez. El año pasado, la Ciudad permitió ausencias para los estudiantes que protestaron por el control de armas en solidaridad con los estudiantes de Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida, donde un hombre armado mató a 14 estudiantes y tres miembros del personal.

“Queda poco tiempo”

Para algunos líderes políticos la urbe neoyorquina es “la anfitriona perfecta” para actividades de presión al liderazgo mundial, para que se adopten medidas en contra del cambio climático, pues aquí se han dado “grandes pasos en la protección del ambiente”. Así lo considera el presidente de la Comisión de Proteción Ambiental del Concejo Municipal, Costa Constantinides.

Desde organizaciones como 365NYC, que han trabajado de cerca en iniciativas de transformación de políticas públicas para revertir los efectos del calentamiento global, se apuestan a que estas manifestaciones escenificadas en Nueva York tengan un impacto muy alto.

Se llamará la atención sobre la urgencia de contrarrestar la crisis climática y el corto tiempo que tenemos para hacer los cambios necesarios para evitar la catástrofe.- Monica Weiss, vocera de 365NYC.

A criterio de esta activista, cuya organización media por alcanzar un consumo de energía 100% limpia, las legislaciones aprobadas recientemente en la ciudad de Nueva York son un buen comienzo para reducir las emisiones de carbono que provienen de los edificios, pero falta un “gran camino por recorrer”.

Weiss citó que es imperativo promover proyectos solares, como el planteado para Rikers Island, así como expandir el compostaje y reducir el desperdicio de alimentos.

“El compostaje de Nueva York, aún no es obligatorio y se ha estancado. El desperdicio de alimentos representa el 40% de nuestra basura. Comer una dieta más basada en plantas, reduce los gases de efecto invernadero dramáticamente”, argumentó.

Estudiantes preocupados por el planeta

Asimismo, algunos estudiantes de la ciudad parecen tener claro el destino de la tierra, si no se aligeran algunas transformaciones.

La mexicana Jimena Cortés, alumna del Newcomers High School, en Queens, aseguró que aunque ha recibido mucha información sobre los retos que implica el cambio climático, en su centro escolar no han tenido información sobre la agenda global para hacerle frente. “Los glaciares se están derritiendo, vamos a tener más veranos que inviernos, se están desnivelando las estaciones climáticas”, comentó.

Entre tanto, la colombiana Lina Arboleda, residente de Jackson Heights, opinó que se tiene que trabajar más en el reciclaje, porque los cambios de temperaturas podrían afectar más la vida en el planeta: “los huracanes, la desaparición de algunas especies, los cambios con los niveles de las costas, los incrementos leves de temperatura, son signos de que tenemos que cambiar y tomar medidas reales ante el calentamiento global”.

La fórmula de NYC contra el cambio climático:

  • Nueva York dio un paso al frente desde abril de este año, al adoptar medidas concretas para disminuir las emisiones de carbono, luego que el Concejo Municipal diera luz verde a la Ley de Movilización Climática.
  • Mientras en otras ciudades lo que más genera contaminación en el aire son los automóviles, en la Gran Manzana son los edificios, que generan el 70% de la contaminación ambiental.
  • A partir de 2022 se exigirá a los dueños de los edificios comenzar a reducir sus emisiones de carbono, que para 2030 deben haber cortado en un 40% y el doble para el año 2050, de acuerdo con esta legislación.
  • Se exige que todos los edificios de más de 25,000 pies cuadrados sean modernizados con nuevas ventanas y aislamiento térmico, entre otras medidas, para ser más eficientes energéticamente.
  • Se estima que unos 50,000 edificios comerciales y residenciales, responsables del 30% de la contaminación del aire en la ciudad, se verán afectados por esta legislación.
  • Otra medida incluida en este paquete, ordena un estudio sobre la viabilidad de cerrar las plantas que generan electricidad a partir de combustibles fósiles y sustituirlas por energía renovable y baterías.

Agenda por el cambio climático:

Viernes 20 de septiembre

8:00 a.m.: Llegan a Nueva York a través de las diferentes terminales las delegaciones participantes de todo el país.

10:45 a.m.: – 12:15 p.m.: Movilización de familias y niños por la acción climática en varios puntos de la ciudad y concentración en el Jardín Mágico de Niños, en la 129 de la calle Stanton en East Village.

12: p.m.: Rally ‘Climate Strike NYC: A Call to Action’, en  Foley Square , 31-51 Center Street. Luego marcharán hasta Battery Park, donde se realizará otro rally.

Sábado 21 de septiembre

9 a.m. – 11:30 a.m.: Las diferentes concentraciones se reunirán en las calles 83, 84 ,85 y 86, a lo largo de la avenida Central Park West, en Manhattan.

11:30 a.m.: Comienza la marcha desde Columbus Circle hasta la Avenida 11.

1:30 p.m. – 4:30 p.m.: Encuentro de las concentraciones en la Avenida 11 entre las calles 34 y 38. enfrente del Javits Center.

6 p.m.: Se realizará el evento que incluirá varias creencias denominado Religiones para la Tierra en la Iglesia Catedral de San Juan el Divino, en la avenida Amsterdam con la calle 112.

Domingo 22 de septiembre

9 a.m.: Punto de encuentro en Battery Park para la concentración en Wall Street

12 p.m.: Punto de concentración en Wall Street y Sit-in

1 p.m. – 3 p.m.: En el evento Mujeres líderes en soluciones en la primera línea del cambio climático en el Centro de la Iglesia de las Naciones Unidas, 777 de la avenida primera con la calle 44 este, se hablará sobre las actividades políticas que amenazan la tierra. Organizado por la Red de Acción de la Tierra y el Clima de las Mujeres (WECAN International).

Inmediatamente después de esta actividad, habrá una manifestación del Muro de las Mujeres frente al Centro de la Iglesia de las Naciones Unidas.

Más información en: http://wecaninternational.org/climate-march-2014-gallery

Lunes 23 de septiembre

9 a.m. – 5 p.m.: Cumbre de Justicia Climática – Talleres y paneles educativos en el Auditorio de la Nueva Escuela, en la 66 W de la calle 12. Se trata de paneles interactivos, talleres y otras actividades. Un centro de visualización estará disponible para ver el Tribunal Popular en vivo desde el Centro de la Iglesia de las Naciones Unidas.

2:15 p.m. – 3 p.m.: Foro sobre Derechos de la naturaleza y cambio sistémico en el Centro de la Iglesia de las Naciones Unidas, 777 de la Primera Avenida con la calle 44.