Las colillas de los cigarrillos contaminan más que el plástico

Pasa la nota:

La mayoría de veces cuando hablamos de contaminación del océano, pensamos únicamente en: Popotes, botellas, unicel entre algunos otros, pero la realidad es algo diferente, el peor contaminante del agua son las colillas de los cigarros.

A simple vista pueden parecer inofensivos, pero la realidad es que están causando daños irreversibles en los océanos, las montañas, y todo el ecosistema natural. Las colillas de los cigarrillos contaminan más que el plástico

El problema es que los filtros de los cigarros están fabricados con acetato de celulosa, que por ser un producto de origen natural, muchas personas piensan que son biodegradables… Y no es así.

La verdad es que este componente es un plástico que no se la lleva muy bien con el ambiente, por lo tanto no es en lo absoluto Biodegradable. Este se forma cuando se procesa el acetato de celulosa, por lo cual causa que los cigarrillos tarden tanto en descomponerse.

Dichos filtros al descomponerse (sea en agua o tierra) liberan todos los contaminantes que absorben del humo, sustancias toxicas para el ecosistema como el arsénico, el plomo y la peligrosa nicotina.

Lo más peligroso es cuando dichos componentes llegan al estomago de los animales silvestres y marinos, estos al liberarse tienen efectos hasta mortales.