Saltar al contenido

Acción climática para lograr un futuro sostenible y mejor

25 enero 2020
La acción climática y la respuesta

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como los Objetivos Globales, fueron adoptados por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en 2015 como un llamado universal a la acción para lograr un futuro mejor y más sostenible para todos en 2030. Este tema no es exclusivo para adultos ni gobiernos, es importante promover el Desarrollo sostenible para niños, ellos merecen un un futuro sostenible.

UNICEF trabaja con gobiernos, socios y otras agencias de la ONU para ayudar a los países de todo el mundo a garantizar que los Objetivos brinden resultados para cada niño. Ahora y para las generaciones venideras. Desarrollo sustentable para niños 2020.

Progress for Every Child in the SDG Era, un informe publicado en marzo de 2018, evaluó el desempeño mundial hasta la fecha, enfocándose en 44 indicadores que conciernen directamente al electorado más vulnerable de la Agenda 2030: los niños. Este folleto revisa las conclusiones de ese informe, actualizado con datos de 2018 para una perspectiva de 2019. Nuestra evaluación es aleccionadora.

Casi mil millones (945 millones) de niños viven en países donde los ODS permanecen fuera del alcance. Para ellos también un un futuro sostenible

La trayectoria actual de estos países los desvía de al menos dos tercios de los objetivos relacionados con los niños en los que pueden evaluarse. Es más probable que los países se desvíen de los objetivos relacionados con la protección de los niños contra la violencia. En términos de proporcionar un ambiente seguro y limpio para los niños, a los países les está yendo relativamente mejor, pero aún no alcanzan el progreso previsto por los ODS.

Muchos niños permanecen efectivamente sin contar dada la cobertura limitada de los datos de los ODS, pero esta situación está mejorando.

Todas las regiones han registrado una mayor cobertura de datos en los indicadores SDG de niños desde nuestro informe de 2018. Durante el año pasado, la probabilidad de que un país no tenga o no tenga datos suficientes para evaluar su trayectoria hacia un objetivo de ODS relacionado con los niños ha caído del 62 al 56 por ciento.

En promedio, el 75 por ciento de los indicadores de ODS relacionados con los niños en todos los países tienen datos insuficientes o muestran un progreso insuficiente para cumplir los objetivos mundiales de ODS para 2030.

Este breve llama a un cambio radical, tanto en la evaluación de la situación de los niños en todas partes como en el uso de datos para enfocar nuestros esfuerzos en alcanzar a los que corren el mayor riesgo de quedarse atrás.

Progreso hacia los objetivos mundiales por un un futuro sostenible

Proporción de países evaluados sobre el progreso hacia los objetivos mundiales de los ODS, promediados a través de indicadores y agrupados en las cinco dimensiones de los derechos del niño.

¿Cómo ha cambiado la imagen durante el año pasado?

Primero, ha habido un aumento notable en la cobertura de datos entre 2018 y 2019. Este aumento es mayor en las áreas de Survive + Thrive y Environment, dos dimensiones que ya estaban por delante de las demás en términos de disponibilidad de datos. Para los indicadores capturados bajo Survive + Thrive, la proporción de países para los cuales no tenemos datos o tenemos datos insuficientes para determinar las trayectorias hacia los objetivos de los ODS cayó del 35 al 23 por ciento. En Medio Ambiente, la misma proporción cayó del 58 al 49 por ciento. Por el contrario, vemos poca o ninguna evidencia de una mejor cobertura de datos en las áreas de aprendizaje y oportunidad justa.

En segundo lugar, cuando tenemos datos suficientes para evaluar el progreso, observamos algunas mejoras en el progreso hacia los objetivos de los ODS. Estos avances son más notables en las áreas de aprendizaje y medio ambiente. Para los indicadores capturados en Aprendizaje, la proporción de países que se desvían de los objetivos cayó del 60 al 52 por ciento. Para Medio Ambiente, la misma proporción cayó del 33 al 22 por ciento.