Saltar al contenido

La diabetes se puede controlar con una dieta baja en glucosa

Eres lo que comes

Las personas con diabetes deben prestar particular atención para asegurarse de que exista un equilibrio entre sus alimentos, insulina y medicamentos orales, y ejercicio, para ayudar a controlar su niveles deben seguir dieta baja en glucosa.

Dieta para diabetes. Un plan de alimentación para la diabetes es una guía que le dice qué tipos de alimentos debe comer y en qué cantidad durante las comidas y como bocadillos. Un buen plan de alimentación debe amoldarse a su horario y hábitos de alimentación. Algunos recursos para planificar comidas incluyen el Método del plato, contar carbohidratos y el índice glucémico. El plan adecuado de alimentación ayuda a controlar mejor su nivel de glucosa en la sangre, presión arterial y colesterol, además de mantener el peso apropiado. Si debe bajar de peso o mantener su peso actual, su plan de alimentación puede ayudarlo.

Esto suena como mucho trabajo, pero su médico o nutricionista puede ayudarlo a crear un plan de alimentación que sea adecuado para usted. Cuando tome buenas decisiones con respecto a los alimentos mejorará su salud en general e incluso podrá prevenir complicaciones como enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer.

Hay muchas maneras de ayudarlo a seguir su plan de alimentación para la diabetes. Algunas de ellas son el Método del plato o contar carbohidratos. Estos dos métodos para planificar comidas son diferentes, pero esperamos que uno de ellos sea adecuado para usted.

Alimentos de una dieta baja en glucosa

Avena. En un estudio realizado en 2012 por la Universidad Karolinska de Suecia, los investigadores descubrieron que comer cuatro porciones de granos enteros todos los días reduce en 30% el riesgo de desarrollar prediabetes.

Canela. Esta especia contiene un compuesto llamado hidroxichalcona, que puede estimular a los receptores de insulina en las células y, con ello, mejorar la capacidad de tu cuerpo para absorber azúcar en sangre.

Uvas. Comer más fruta, particularmente uvas, arándanos y manzanas, se asoció significativamente con un menor riesgo de padecer diabetes tipo 2, de acuerdo con un estudio realizado en Harvard y publicado en el British Medical Journal en 2013. Las personas que comieron al menos dos porciones semanales de ciertas frutas redujeron hasta en un 23 por ciento su riesgo de sufrir diabetes tipo 2 en comparación con quienes comieron menos de una porción por mes.

Aceite de oliva. Este clásico mediterráneo es rico en grasas monoinsaturadas, lo que podría mejorar la sensibilidad a la insulina.

Frijoles. Esta pequeña leguminosa es un poderoso aliado para quienes tienen diabetes, gracias a su combinación ganadora de carbohidratos de alta calidad, proteínas magras y fibra soluble que ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y a reducir el hambre.

Kale o col rizada. Todos los vegetales son cruciales para una dieta saludable cuando se tiene diabetes, pero las verduras de hoja verde son particularmente poderosas. Ricas en nutrientes como magnesio y vitamina K, se ha relacionado al kale y a sus parientes con un mejor control del azúcar en sangre, de acuerdo con el libro “La Dieta de Dos Días para la Diabetes”

Arándanos. Los arándanos son ricos en fitonutrientes. Uno de estos nutrientes, las antocianinas, es especialmente buena para la diabetes. También contienen antioxidantes que reducen el colesterol y la presión sanguínea.

Quinoa. La quinoa contiene los nueve aminoácidos esenciales. Este grano previene los picos en los niveles de azúcar en la sangre y te ayudará a sentirte saciado por periodos más largos.

Manzana. Comer esta poderosa fruta rica en fibra sí mantiene alejado al doctor. Comer una manzana al día puede reducir tus niveles de colesterol “malo” en un 40% Comer manzanas también puede reducir tu riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Cebolla morada. Además de agregar sabor a tus comidas, brinda poder antioxidante. También es rica en fibra, potasio y folatos, todos benéficos para tu corazón.

Nueces. La lista de beneficios de las nueces sigue creciendo. Contienen vitamina E, grasas insaturadas, fibra, esteroles vegetales, ácidos grasos omega 3 y L-arginina, que hace que las arterias sean menos propensas a los coágulos

Espárrago. Este vegetal es rico en un antioxidante llamado glutatión. El espárrago  alivia los efectos de muchas enfermedades, incluyendo a la diabetes. Se sabe que aumenta la producción de insulina en el cuerpo y que mantiene bajo control sus niveles en sangre. Ya lo sabes. Puedes dejar la insulina si sigues de forma rigurosa y permanente una dieta baja en glucosa pasa limpiar la sangre.

https://seresponsable.com/el-cilantro-puede-purificar-el-agua/Semilla de cilantro: Consumir cilantro cotidianamente sería muy útil para regular los niveles de glucosa en sangre. Un estudio realizado por investigadores mexicanos en el que se utilizaron semillas y hojas de cilantro, se observó una disminución de hasta 15% en los niveles de glucosa y mejoró la sensibilidad a la insulina en pacientes con diabetes.