Saltar al contenido

Economía circular: La nueva estrategia de compras responsables #RSE

Circular Economy 100 es un innovador modelo de negocios creado por la fundación internacional Ellen MacArthur y a través del cual están uniendo esfuerzos compañías líderes en todo el mundo y que apuesta por la transición de un modelo de negocios lineal a uno circular, desde claves como las energías renovables, el reciclaje y la optimización de los recursos.

La Fundación Ellen MacArthur con sede en Inglaterra fue establecida en 2010 con el objetivo de acelerar la transición a una economía circular y renovable. Las organizaciones representadas en el grupo “Circular Economy 100” deben ayudar a diseñar esta transición mediante casos de estudio, intercambio de información y rompiendo con los paradigmas. Las energías renovables, el reciclaje de materia prima y otros materiales, evitar las emisiones así como los productos de desecho son palabras clave de este tipo de economía circular.

CE 100 está basado en seis pilares:

  • Regenerar: emplear fuentes de energía renovables.
  • Compartir: en busca del prolongar la vida de productos, materiales y componentes a través del mantenimiento.
  • Optimizar: y así acabar con el modelo tradicional de “Tomar, hacer y tirar”.
  • Lazo o ‘loop’: remanufacturar productos y componentes.
  • Virtualizar: impulsar plataformas virtuales dentro de la empresa y al exterior.
  • Intercambiar: reemplazar materiales en desuso con las nuevas tecnologías y buscar cambios modales en el transporte.

Los participantes del CE100 son representantes de compañías, innovadores y regiones que unen fuerzas para contribuir a una economía circular renovable ya sea con proyectos individuales o con toda su perspectiva de negocio.

Por definición, la economía circular es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. Este concepto distingue entre ciclos técnicos y biológicos.

Tal como la imaginan sus creadores, la economía consiste en un ciclo continuo de desarrollo positivo que conserva y mejora el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos del sistema al gestionar una cantidad finita de existencias y unos flujos renovables. Además, funciona de forma eficaz en todo tipo de escala.

economía circular