Saltar al contenido

Google, qué?! ECOSIA es el buscador que puede ayudar a reforestar AMAZONIA con tu click

Ecosia es un motor de búsqueda en Internet que trabaja junto con el buscador Bing​. Dona aproximadamente el 80% de los ingresos que percibe a diferentes organizaciones sin ánimo de lucro de todo el mundo relacionadas con la plantación de árboles. Tiene el objetivo de plantar mil millones de árboles antes del 2020.

Amazonas, el pulmón de nuestro planeta, está sufriendo una de las mayores catástrofes en el mundo, ya que viene consumiéndose por un devastador incendio forestal. Aunque los internautas poco o nada podemos hacer para detener esto, existen formas para ayudar a disminuir el impacto de esta tragedia.

Una de ellas es utilizar el buscador de Internet que planta árboles cada vez que navegas en él. Se trata de Ecosia, el buscador más verde y ecológico de la red. Es un motor de búsqueda online creado en 2009 con sede en Berlín y trabaja junto a Bing, el buscador personalizado de Google.

Desde su creación persigue como objetivo donar el 80% de sus ingresos publicitarios a programas de plantación de árboles organizados por asociaciones como WeForest, con quien trabajan desde enero de 2015.

El programa al que pertenece Ecosia tiene como iniciativa plantar más de 1.000 millones de árboles en todo el mundo antes de 2025. El proyecto plantabillion.org está presenta en Brasil, Estados y China para frenar la deforestación.

¿Cómo puedes ayudar al planeta?

El buscador respetuoso con el medio ambiente, Ecosia, funciona de forma eficiente y sencilla. Cada clic en este buscador ayuda a plantar árboles. El buscador muestra publicidad a través de Bing, con quien trabaja desde 2015. Gracias a ella, obtiene ingresos por cada búsqueda y cada clic de los usuarios.

¿Cómo usar Ecosia?

Un usuario puede entrar en ecosia.org y usar el buscador, los usuarios también pueden descargar una extensión en Chrome para convertir Ecosia en su buscador de referencia. Una vez instalado, uno puede llevar la cuenta de cuántos arboles significan sus búsquedas.

Tú buscas en internet, ECOSIA planta árboles.

Ecosia es como cualquier otro buscador, pero con una gran diferencia: sus beneficios se destinan a plantar árboles.

En febrero de 2016, Google sobrepasó brevemente a Apple para convertirse en la compañía más valiosa del mundo, al alcanzar un valor de más de US$500.000 millones.

Sólo en 2015, Google tuvo ingresos de US$75.000 millones. Eso es alrededor de US$2,400 por segundo.

Sin embargo, su servicio principal -búsqueda- es gratis.

Entonces, ¿cómo produce todo ese dinero? Desde su lanzamiento en 1998, Google ha crecido enormemente en términos de sus ingresos y su creciente cartera de productos.

Google hace que la mayor parte de su dinero con la venta de las oportunidades de publicidad en las páginas de búsqueda que muchos de nosotros utilizamos.

Los anunciantes pujan para que la publicidad de sus productos o servicios aparezcan en las páginas de resultados de consultas de búsqueda relevantes.

Una combinación del tamaño de la oferta y la calidad de un potencial anuncio influye en la posición en la que aparecerá: la más codiciada, por supuesto, es la parte superior de la página, donde más usuarios pueden verlo.

Con el fin de fomentar prácticas de licitación eficientes, Google utiliza un sistema de subasta Vickrey. Los postores no conocen las ofertas de sus rivales. Cuando todas las ofertas llegan, gana el mejor postor, pero en realidad paga el precio que mandó el segundo mejor postor.

Google también tiene en cuenta la relevancia de la página de destino del anunciante a la consulta de búsqueda.

Por ejemplo, si un anunciante tiene una página de sólo seguros de automóviles, tendría que hacer una oferta menor para aparecer arriba de los resultados de publicidad de pago cuando un usuario googlea “seguro de automóvil” que un anunciante que tiene una página sobre seguros en general. Google llama a esto “nivel de calidad”.

Cobrando por cada clic

La atracción del servicio para los anunciantes es que pueden dirigir la publicidad a los usuarios de Google que ya han expresado su interés en lo que vende el anunciante y hacer caso omiso de los que no.

Esto se conoce como la publicidad contextual.

Por otra parte, los anunciantes sólo tienen que pagarle a Google después de que alguien realmente haya hecho clic en uno de los anuncios y pueden establecer presupuestos para limitar su gasto mensual.

Ya lo sabes. Ecosia funciona como GOOGLE pero la diferencia está en el destino de las utilidades..