Saltar al contenido

El estadio reciclable de #Londres2012

Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 han tratado de ser un ejemplo en todos los sentidos, buscando ser los más espectaculares, los de mayor alcance en redes sociales, incluso los “más seguros” con todo y sus polémicas medidas, pero también se han caracterizado por tratar de hacerlos unos Juegos amigables con el ambiente, de hecho se ha llegado a comentar que de cada libra esterlina destinada a la infraestructura, 75 peniques se dedican a hacer una ciudad sustentable.

Tan es así, que serán los primeros Juegos en la historia en usar un estadio reciclable. ¿Cómo puede ser un estadio reciclable? La mejor palabra para describirlo sería “desmontable”, aunque los materiales como el complejo mismo pueden ser utilizados para otros fines, deportivos o no.

El diseño del estadio de basquetbol de Londres 2012, corrió a cargo de Sinclair Knight Merz, Wilkinson Eyre y KSS. Las tres compañías hicieron el primer estadio de su clase, que cuenta con una estructura lo suficientemente sólida para albergar un evento como el de una competencia olímpica con todo lo que implica, desde los servicios básicos como alumbrado, drenaje, ventilación,la cancha en sí y por supuesto los aficionados; pero está construido de tal forma que puede ser fácilmente desmontado a pesar de las mil toneladas de acero de la estructura.

Luego de que pasen los Olímpicos, este estadio puede ser utilizado en su conjunto para alguna otra competencia en cualquier parte del mundo, porque su transportación es relativamente fácil considerando que es todo un estadio, o bien tanto el acero como los demás materiales pueden ser utilizados en la industria sin ningún problema.

Esta medida puede ayudar a que los Juegos Olímpicos o cualquier otro evento pueda llevarse a cabo casi en cualquier ciudad del mundo y no precisamente en la más ricas. Además de ser probablemente la respuesta al problema de ¿qué hacer con los estadios después de la actividad deportiva? Como el caso de los estadios del pasado Mundial de Sudáfrica, el famoso ‘Nido de pájaro’ de Beijing o el mismo estadio olímpico de Londres que no cumple los requerimientos de Premier League etc.

Está la contraparte, aquellas personas que esperan un evento de esta magnitud, pues quedarían con una ciudad mejor de la que entregaron, con construcciones majestuosas y en algunos casos una mejora hasta en el transporte público de la sede.

Pero la discusión sigue. Dentro de las ambiciones del Comité Organizador, una de las más acertadas sin duda fue ésta, entre que si se hace popular o no, eso sólo el tiempo lo dirá, pero al menos no tendrán que preocuparse por tener un nuevo edificio vacío en una metrópoli que si algo tiene es construcciones por doquier.

Fuente: Ciudad Deportiva