Saltar al contenido
Compartimos Cosas Buenas – seresponsable.com

El parque más grande del mundo estará en la orilla del lago Texcoco

A la orilla del lago Texcoco se iba a contruir el proyecto anteriormente conocido como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM); designado para la construcción de un aeropuerto civil en el área de la Zona Federal del ex lago de Texcoco, a 15 km del centro de la Ciudad de México.

parque ecologico a la orilla de

El Parque Ecológico Lago de Texcoco es un proyecto del arquitecto mexicano Iñaqui Echeverría que presentó hace ya varios años, en 2011. Ubicado principalmente a la orilla del lago Texcoco.

En su momento, el proyecto planteaba usar los más de 143 millones de metros cuadrados para espacios públicos e infraestructura.

Donde iba a ser un aeropuerto internacional… ahora será el parque más grande el mundo

En la descripción general del proyecto se leeque “el objetivo es reclamar el sitio como la pieza de infraestructura verde más importante del valle. Esta infraestructura será capaz de reconciliar a la ciudad con su geografía, incorporar los ciclos hidrológicos, como parte del funcionamiento de la zona metropolitana, eliminar peligro de inundaciones para la población humana y coadyuvar al restablecimiento de la biota nativa”.

De acuerdo al programa arquitectónico, el Parque Ecológico Lago de Texcoco contaría con:

  • Pabellón de Información
  • Rambla Nabor Carrillo
  • Zonas Deportivas
  • Humedales Demostrativos
  • Zonas Ecorecreativas
  • Agroecosistemas
  • Recinto Ferial

Con la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), este proyecto vuelve a la luz. Entre dudas por el presupuesto, México proyecta uno de los parques urbanos más grandes del mundo donde habían iniciado las obras de un aeropuerto para la capital.

El gran parque ecológico a la orilla del lago Texcoco

La construcción del Parque Ecológico del Lago de Texcoco inició en julio pasado y pretende restaurar 12.200 hectáreas de terrenos y lagunas durante ocho años con un costo total de 17.700 millones de pesos (800 millones de dólares), de acuerdo con el proyecto de inversión presentado ante la Secretaría de Hacienda.

Para 2020, sin embargo, los encargados de la obra solo disponen de $550 millones de pesos ($25 millones USD), que serán “suficientes” para completar la primera etapa, según asegura el arquitecto director del proyecto, Iñaki Echeverría, en una entrevista con EL PAÍS. La pandemia golpeó el presupuesto de este año y deja en el aire el del próximo año, que todavía están negociando con Hacienda.

Área Natural vulnerable…

Según las predicciones del equipo de Echeverría, cuando esté listo captará hasta 2,76 millones de toneladas de dióxido de carbono al año y evitará las tormentas de polvo en las zonas desecadas. Surgen dudas, sin embargo, sobre el mecanismo de protección ambiental con el que contará el parque: una Zona de Restauración Ecológica vía decreto presidencial para las 12.200 hectáreas y una serie de áreas de refugio para especies acuáticas y aves.

Los encargados del proyecto aseguran que, debido a la degradación del área, no se podía crear allí un Área Natural Protegida, la figura más común para blindar este tipo de lugares.

El área ya había sido decretada como zona federal en 1971 para preservarla, pero eso no impidió que empezara la construcción del aeródromo. Con ese antecedente, algunas comunidades vecinas desconfían de que la Zona de Restauración Ecológica sea suficiente para evitar en el futuro desarrollos inmobiliarios o incluso un nuevo megaproyecto. Arturo Cando, un ingeniero forestal de Tepetlaoxtoc, a una media hora del que será el nuevo parque, teme que “el título sea una pantalla para decir que se está protegiendo”.

Parque ecológico Lago Texcoco: Rescate del último reducto lacustre

La gran Tenochtitlán, antecedente de la Ciudad de México, se estableció en el lago de Texcoco. Las actuales alteraciones ambientales en el lago, resultado de su desecación, provocaron un serio deterioro ecológico: el lecho lacustre quedó expuesto y se desertificaron los terrenos circundantes, lo que generó un grave foco de insalubridad que afectó la salud de la población de la Ciudad de México.

La problemática se agudizó durante la década de los 50s, debido a la lteración del ecosistema y a la explotación inadecuada de los recursos naturales, el incremento de la población, la expansión de la mancha urbana y la sobreexplotación de los acuíferos

Ante esta situación, en 1971 la entonces Secretaría de Recursos Hidráulicos formó una comisión que diseñó el Plan Lago de Texcoco, resultado de un análisis detallado de las condiciones hidrológicas y ambientales del lago.

A la par se desarrolló el Programa de Rescate Hidroecológico del Lago de Texcoco, que tuvo por objetivo promover la sustentabilidad hidroecológica del exvaso del lago de Texcoco y de las cuencas de los ríos tributarios del riente del Valle de México. Lo anterior, con el fin de recuperar la zona degradada mediante el aprovechamiento racional de los recursos naturales, el desarrollo forestal y el saneamiento ambiental. A la orilla del lago Texcoco.

El plan no solamente rescató el ambiente. Actualmente es un ejempl a seguir a nivel nternacional. Desde el inicio, las acciones de rescate integral en la zona federal se enfocaron a la ejecución de las obras urgentes de infraestructura hidráulica y al encauzamiento de los ríos con el fin de regular los escurrimientos pluviales.

La principal complicación para llevar a cabo las acciones de rescate y recuperación se asociaron a las características propias del área y al componente social.

El gran proyecto de la presente administración

La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) dio el banderazo a uno de los proyectos más importantes del presidente Andrés Manuel López Obrador. Se trata del Parque Ecológico Lago de Texcoco, el cual se encontrará en el terreno en el que se estaba construyendo el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). A orilla del lago Texcoco.

CONAGUA ya publicó el proyecto para la licitación de la construcción de un vivero de 10 hectáreas, de donde se surtirán la flora para repoblar la zona. De acuerdo con la dependencia, el Parque Ecológico Lago de Texcoco tendrá “una zona productiva de especies que sirven para reforestar las zonas expuestas a los suelos salinos”.

El vivero tendrá que contar con una zona de riego y se sembrarán árboles como encinos, pinos, frenos, manzanos, ciruelos, aguacates, tejocotes, y plantas como lavanda y magueyes.

Dentro del contrato se establece que el contratista deberá garantizar la vida del árbol, así como su plantación en el lugar definitivo, labores de limpieza, mano de obra y uso de herramienta.

Parque Ecológico Lago de Texcoco, el rescate de un proyecto antiguo

Cabe mencionar que en 2010, antes de que se anunciara la construcción del NAIM, ya existía un proyecto para la construcción de un parque ecológico en la zona, encabezado por Iñaki Echeverría. En ese entonces señaló:

Este espacio, ubicado en el borde de la zona metropolitana de la Ciudad de México, puede hoy ser reclamado como una nueva ecología que incorpore naturaleza, cultura e infraestructura: una ecología cultural

Al concretarse, el Parque Ecológico Lago de Texcoco será el más grande del mundo en su tipo. Entre las actividades que se podrán realizar se encuentran deportes de vela, canotaje, ciclismo y contemplación de la flora y fauna.

Zona afectada por construcciones urbanas

Hasta hace poco, no había agua en el lago Nabor Carrillo. Se secó para empezar a construir un nuevo aeropuerto en la capital, pero el Gobierno de López Obrador detuvo la megaobra en 2018 y ahora proyecta allí uno de los parques urbanos más grandes del mundo.

La construcción del Parque Ecológico del Lago de Texcoco inició en julio del 2019 y pretende restaurar 12,200 hectáreas de terrenos y lagunas durante ocho años con un costo total de $17,700 millones de pesos.

Para 2020, sin embargo, los encargados de la obra solo disponen de 550 millones de pesos, que serán “suficientes” para completar la primera etapa, según asegura el arquitecto director del proyecto, Iñaki Echeverría.

Una primera sección del parque se abrirá al público los domingos en 2021 y será accesible de forma permanente a partir de 2024.

En la construcción de un vivero de más de 10 hectáreas, que estará listo en diciembre 2020, se plantarán sobre todo, especies encontradas allí. Algunas variedades han sorprendido a los expertos, que no esperaban encontrarse palmeras y orquídeas naranjas en esas tierras salitrosas

De acuerdo con el plan de inversión presentado a la Secretaría de Hacienda, el parque contará con canchas deportivas de todo tipo, una ciclopista elevada, un huerto urbano, granjas solares y espacios para hacer conciertos y organizar cines al aire libre.

Según el equipo de Echeverría, cuando esté listo captará hasta 2,76 millones de toneladas de dióxido de carbono al año y evitará las tormentas de polvo en las zonas desecadas. Surgen dudas, sin embargo, sobre la protección ambiental del parque.

@SeResponsable – Blog de noticias hoy. Trending México.