Saltar al contenido

2020 es el año que nos distingue por vivir en la era de plástico

La década de los años 40 del siglo XX, la cantidad de plásticos microscópicos en los sedimentos se duplicó cada 15 años, mientras que en 2010, la contaminación alcanzó casi 40 partículas por cada 10cmx10cm del suelo oceánico cada año.

Esto significa que dos terceras partes de todas las partículas son fibras plásticas. Por ello, no ha de sorprendernos que en un estudio de 2016 se demostró que una sola lavada de ropa libera alrededor de 700 mil fibras de microplásticos.  2020 es el año que nos distingue por vivir en la era de plástico

Teniendo en cuenta que millones de toneladas de plástico están siendo desechadas en la naturaleza, nos damos cuenta de que no existe un protocolo ecológico para enfrentar esta situación.

Actualmente se sabe que los animales marinos comen partículas de microplásticos, pero no son los únicos: se cree que los humanos consumen al menos 50 mil partículas de microplásticos al año a través de la comida y el agua.

Después de las edades de bronce y hierro… el periódo que hoy vivimos se ha convertido en la era de plástico

De acuerdo con Jennifer Brandon, de la Scripps Institution of Oceanography de la Universidad de California en San Diego, la contaminación de plástico en el planeta ha alcanzado niveles nunca antes vistos. Esto ha sugerido a los científicos que las múltiples capas de plástico que existen en el planeta podrían marcar el inicio del Antropoceno (la época geológica propuesta en donde las actividades del ser humano dominan al planeta).

Es decir que, después de las edades de bronce y hierro, este período en el que vivimos podría convertirse en la edad del plástico (ya que incluso se han encontrado partículas de plástico en las fibras de ropa, lo que indica que el plástico está navegando por el océano a través de desechos de agua).