Skip to content

Cómo generar menos residuos en el hogar

diseño sostenible

Es importante comprender que contribuir a la conservación del medio ambiente es un hecho que empieza desde nuestros hogares. Todos podemos aprender a desarrollar pequeños hábitos para conseguir grandes resultados, que podemos enfocar hacia la protección de los recursos naturales, logrando de esa manera reducir el daño sobre el ambiente natural. Una forma idónea para conseguirlo, es reduciendo los residuos que generamos cada día.

De acuerdos a los resultados de un estudio, desarrollado por el Banco Mundial, la cantidad de basura que producimos en el hogar continuará en aumento hasta superar las 6 millones de toneladas diarias, para el año 2025.

Tal como podemos observar, los pronósticos son poco favorables, es urgente crear soluciones para no tener que afrontar a futuro dichas cifras, y apoyar la sostenibilidad del medio ambiente, el cual se ve cada día bajo mayor amenaza por la contaminación atmosférica y el cambio climático.

A continuación, te daremos a conocer algunos consejos para aprender a generar menos basura en el hogar.

Una de las opciones más populares es el reciclaje de materiales y productos, no obstante, esta no es la única estrategia, sino que podemos hacer mucho más.

Observa la siguiente lista que hemos preparado para ti, para que logres aplicar estas sugerencias diariamente y logres una reducción significativa de basura.

  • Adquiere alimentos producidos cerca de tu casa. Si haces esto, estarás contribuyendo a reducir la contaminación que produce el transporte, así como también estarás evitando embalajes que no son necesarios. Puedes considerar el prescindir de productos que vengan en bandejas plásticas, o materiales que resultan de procesos contaminantes, al mismo tiempo que reducirás espacio en el cesto de la basura.
  • Evita todos los productos de un solo uso. Esto incluye las botellas de agua, los cubiertos y vajillas desechables u otros envases pocos necesarios. Trata de recurrir a otras opciones que puedan sustituirlos.
  • Trata de reducir el papel y el cartón. Para ello, es recomendable que reutilices los materiales que ya hayan tenido un ciclo de uso. Cuando no puedas hacerlo, entonces clasifica los residuos, de acuerdo a su composición, y recuerda que algunas veces los envoltorios presentan una mezcla de varios materiales, por lo que es importante que los separes y clasifiques lo mejor que puedas, así estarás contribuyendo a que los costes, para su eliminación, sean menores. Deposita cada material en su contenedor.
  • Lleva al lugar indicado los aparatos electrónicos. Pues, muchas veces, si los llevas al sitio en el cual lo adquiriste es muy probable que ellos se encarguen de su clasificación, eliminación o reutilización, tal como ocurre con los cartuchos de impresoras. Observa también qué ayuntamientos tienen puntos habilitados para recogerlos.
  • Prescinde de los ambientadores artificiales o aerosoles. Este tipo de productos suelen generar gases que son nocivos para la atmósfera. Puedes en cambio, utilizar plantas que te den esos aromas que tanto amas, o productos de limpieza que sean naturales.
  • Reutiliza la ropa que ya no uses o que haya pasado de moda. Tienes dos opciones: una de ellas consiste en reutilizarla y convertirla en bolsos, monederos, muñecos, y muchas otras opciones creativas; la otra opción consiste en venderla, pues, aparte que puedes ganar dinero vendiendo cosas de segunda mano, la verdad puede ser que alguien más las necesite y pueda extender su uso.

También se recomienda evitar la compra compulsiva de artículos, por simplemente tenerlos luego acumulados. Pues, se trata es de cambiar el modelo de consumo por uno responsable, fundamentado en principios de preservación del medio ambiente.

  • Adquiere productos en tiendas de segunda mano. De igual forma, tú podrías comprar en tiendas donde adquieras productos de segunda mano que te pueden ser útiles para diversos propósitos, además del original, pues podrías transformarlos en terceros artículos, a partir de su materia prima.
  • Puedes comprar en tiendas de Comercio Justo. Cuando apoyas este tipo de práctica, estás dando apoyo a iniciativas que promueven el desarrollo social en contextos que son menos favorecidos, así como también estás dando apoyo a la sostenibilidad del entorno.
  • ¡Compra a granel con tus propios envases! No sólo puedes comprar a granel alimentos, sino también detergentes e incluso cosmética.
  • Evita la basura. Puedes hacerlo a través del cambio de tampones, pañales desechables y compresas, por opciones que son reutilizables. Así estarás evitando basura innecesaria y podrás generar comodidad y salud.

Ya mismo puedes comenzar a cambiar el sistema de consumo masivo, por uno responsable, aplicando las alternativas que te hemos sugerido, logrando así generar menos basura en el hogar.

Recuerda que todo comienza con un cambio de mentalidad, y optando por un tipo de consumo consciente. Tu poder como consumidor es grande, utilízalo a favor de la sostenibilidad del planeta.