Saltar al contenido

Estudio determina que plantar árboles podría ser lo más efectivo para salvar la civilización

Actualmente hay una especie de resignación entre muchos multimillonarios y hombres en el poder. En los siguientes años, el calentamiento global podría ser una fuerza catastrófica sin precedentes, y ante esto, muchos albergan la esperanza de simplemente escapar a otro planeta para que la civilización continúe en un nuevo mundo. Por otro lado, existe una enorme dependencia a la tecnología para solucionar nuestros problemas, misma que en cierta medida los ha ocasionado. Pero quizá la solución sea más sencilla de lo que se cree.

En un nuevo estudio publicado en la revista Science, se halló que plantar árboles, que secuestran dióxido de carbono de la atmósfera, podría compensar seriamente las emisiones de carbono de los seres humanos.

En 2018 el Panel de Cambio Climático de las Naciones Unidas estimó que sería necesario plantar 1 millón de hectáreas de bosque para mantener el calentamiento global 1.5 sobre los niveles preindustriales, algo que es “indudablemente lograble”, haciendo que la plantación de árboles sea nuestra “solución de cambio climático más efectiva hasta la fecha” (a lo que podemos agregar: y también la más obvia).

En nuestro planeta existe espacio para hasta 900 hectáreas de bosque, lo que es igual a 205 gigatoneladas de carbón, lo cual significa que un esfuerzo de plantación de árboles a gran escala podría reducir el carbono hasta en un 25%. Los planes globales y obligatorios de reforestación podrían hacer una importante diferencia. Quizá el mensaje aquí es que el ser humano requiere regresar a una vida más cercana a la naturaleza, sin que eso signifique necesariamente dejar las ciudades, pero sí, al menos, integrarlas de mejor manera.