Saltar al contenido

Fijación del precio del carbono impulsa un futuro más limpio

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

bonos de carbonoFijación del precio del carbono: Se trata de nuestra economía y nuestro futuro

Ejecutivos: Políticas inteligentes de fijación del precio del carbono pueden impulsar inversiones en un futuro más limpio

Ciento veinte Gobiernos se unieron a miles de científicos para recordarle al mundo hoy que el cambio climático es un riesgo cada vez mayor que ya está afectando las vidas y los medios de subsistencia. Advirtieron en la síntesis del Quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) (i) que se deben reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero de forma rápida –entre un 40 % y un 70 % para 2050– con el fin de estabilizar la cada vez mayor temperatura mundial y evitar daños económicos más graves.

Las empresas y los Gobiernos lo saben. Ellos saben cómo reducir las emisiones a través de medidas como la eficiencia energética, las energías renovables y el uso sostenible de la tierra, y pueden conseguir el dinero necesario para financiar una transición hacia bajos niveles de emisiones de carbono.

La pregunta es cómo cambiar los incentivos y desincentivos económicos para que puedan convertir ese conocimiento en acciones que tengan un impacto medible en el cambio climático.

Es un desafío que los inversionistas progresistas, los funcionarios gubernamentales y los ejecutivos con visión de futuro están asumiendo. Durante las Reuniones Anuales del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, (i) se dialogó con directivos de empresas acerca de soluciones, en particular las políticas de fijación del precio del carbono, que podrían incentivar las alternativas con bajas emisiones de carbono.

Los ejecutivos –incluidos los de los fondos de pensiones AP4 de Suecia y ERAFP de Francia, de la firma internacional de gestión de activos Amundi y de la compañía global de tecnología Alstom– hablaron sobre la necesidad de fijar precios del carbono coherentes y significativos; marcos de políticas flexibles que permitan innovaciones en la manera cómo las empresas reducen sus emisiones; vínculos entre los diversos sistemas de fijación de precios del carbono que se están desarrollando en todo el mundo, y políticas complementarias, tales como el establecimiento de metas vinculantes para la eficiencia energética y las energías renovables.

También debatieron la importancia de la divulgación por parte de las empresas de los riesgos climáticos y las emisiones de gases de efecto invernadero para ayudar a los inversores y líderes empresariales a dirigir el capital hacia opciones con bajos niveles de emisiones de carbono, y el impacto que la exigencia de la divulgación podría tener.

Los ejecutivos dijeron que hay capital disponible para financiar la transición hacia bajos niveles de carbono, pero que no va a fluir en las cantidades necesarias en el largo plazo hasta que los Gobiernos den señales de políticas coherentes y creíbles.

“Tenemos que comenzar a reasignar dinero desde lo negativo a lo positivo”, dijo Mats Andersson, director ejecutivo de AP4, cuyo fondo de pensiones pide a las empresas en las que invierte que informen sobre sus emisiones y riesgos asociados con el cambio climático. “Vemos que muchas empresas toman esto muy en serio y lo consideran en todas las oportunidades de inversión que tienen”. 

Transparencia

La reducción de emisiones se inicia con la evaluación de los riesgos. Es un concepto básico para las prácticas comerciales y la economía el hecho de calcular hoy lo que las emisiones costarán a una empresa o comunidad en el futuro y actuar en consecuencia.

Para los inversores, sin embargo, ese riesgo puede quedar oculto cuando las empresas no informan los riesgos climáticos, como la vulnerabilidad de sus cadenas de suministro y activos a los desastres naturales, las limitaciones de recursos vinculadas al cambio climático, y el impacto de las políticas o mandatos relacionados con el clima. Un número cada vez mayor de inversores alienta a las empresas en las que invierten a divulgar sus riesgos climáticos y huellas de carbono para mejorar la toma de decisiones de las compañías y los inversionistas.

La exigencia de la divulgación de los riesgos climáticos, comenzando por los fondos públicos de pensiones, redundaría en beneficio de los Gobiernos, dijo Frédéric Samama, subjefe global de clientes institucionales y soberanos de Amundi. Los Gobiernos deberían preguntarse si los fondos públicos de pensiones están invirtiendo en empresas que contaminan, que en última instancia ocasionan costos al país, sus ciudadanos y su presupuesto, y tendrían que preguntar por qué, dijo.

La divulgación también está relacionada con las finanzas conductuales, señaló  Philippe Desfossés, director ejecutivo de ERAFP. En decir, si se realizan evaluaciones cada seis meses o anualmente, y si la presentación de informes es parte de la supervisión corporativa diaria, se convierte en un tema empresarial sobre el que los líderes tomarán medidas.

Invertir para el futuro

Para las empresas, un precio coherente del carbono —a través de sistemas de fijación de límites e intercambio de las emisiones o impuestos sobre el carbono— proporciona la orientación normativa para cambiar el enfoque de los beneficios inmediatos que pueden dañar el medio ambiente y agotar los recursos a una perspectiva a más largo plazo que respalde la sostenibilidad. Esto puede impulsar las inversiones hacia una economía más limpia y ayudar a las empresas a identificar tanto los riesgos climáticos como las oportunidades para nuevas inversiones o líneas de actividades.

Con el fin de fomentar las inversiones con bajas emisiones de carbono, la fijación del precio del carbono y las políticas en materia climática deben ser viables, alcanzables y no estar sujetas a caprichos o ajustes políticos constantes, dijo Amy Ericson, presidenta de Alstom en Estados Unidos. Las políticas más eficaces también son flexibles por lo que cada empresa puede responder de la manera más eficiente para su situación, lo que conduce a innovaciones y oportunidades de negocios.

“Un precio significativo y a largo plazo del carbono es fundamental para que los desarrolladores de tecnología puedan sostener el esfuerzo necesario para llevar a cabo tecnologías innovadoras, como la captura y almacenamiento de carbono, la energía eólica marina y las ciudades inteligentes”, señaló Ericson.

Cuando la Unión Europea tuvo un precio del carbono sólido, las empresas se apresuraron a invertir en tecnologías que les ayudaran a reducir las emisiones y enfrentar los desafíos del futuro. Adoptaron la eficiencia energética y las fuentes de energía más limpias porque les interesaba desde el punto de vista económico. Con el precio del carbono más bajo de hoy en día, muchas empresas tienen menos incentivos para invertir en el futuro.

Formar una coalición de liderazgo

El Banco Mundial y sus asociados, con la participación de ministros de Hacienda, inversores y ejecutivos, están desarrollando unacoalición de liderazgo de la fijación del precio del carbono para ayudar a los Gobiernos a conocer los mecanismos de fijación del precio del carbono existentes y encontrar maneras eficaces de fomentar decisiones empresariales sostenibles. La coalición será una plataforma para el debate, el intercambio de conocimientos e ideas, incluso sobre las formas de vincular los sistemas nacionales y regionales de fijación de precios del carbono para lograr una mayor eficiencia.

Los inversores y las empresas ya están avanzando. Muchos trabajan con marcos de fijación del precio del carbono en los casi 40 países y más de 20 ciudades, estados y provincias que cuentan con impuestos sobre el carbono o mercados del carbono en funcionamiento o que planean tenerlos.

Otros saben que se dirigen hacia un futuro con menos emisiones de carbono y pueden obtener una ventaja preparándose ahora. Empresas con cientos de miles de millones de dólares en activos revelan su huella de carbono, y más de 150 grandes compañías (i) han desarrollado mecanismos internos de fijación de un precio “sombra” del carbono para ayudar a guiar sus decisiones en el futuro cuando esperan tener una fijación formal del precio del carbono.

Sin embargo, la fijación de precios interna no es suficiente; los Gobiernos deben tomar medidas. “Necesitamos un precio del carbono”, dijo Desfossés. “Una vez que tengamos ese marco, vamos a asignar el capital”.

Otra fuente importante de medidas y conocimientos sobre la fijación del precio del carbono es la Asociación para la Preparación del Mercado (PMR, por sus siglas en inglés). (i) Esta semana, representantes de más de 30 países de la PMR se reúnen en Chile para debatir los avances en el diseño y el establecimiento de los futuros mercados del carbono y los sistemas de fijación de precios del carbono.

Tenemos que comenzar a reasignar dinero desde lo negativo a lo positivo. Vemos que muchas empresas toman esto muy en serio y lo consideran en todas los oportunidades de inversión que tienen Close Quotes Mats Andersson, Director ejecutivo de AP4.

Este video no toma partido. Se trata de nuestra economía y nuestro futuro. La contaminación atmosférica no es gratuita. Si no la detenemos ahora causará daños sin precedentes en el mundo. La factura por la destrucción provocada por la polución la pagamos todos. Enfrentar el problema ofrece oportunidades, cuando se le pone un precio a las emisiones nocivas, se recompensa la eficiencia y la innovación. Se están tomando medidas en todo el mundo. Este video es el resultado de la colaboración entre el Grupo Banco Mundial y la Coalición “We Mean Business”.