La filantropía empresarial en la era de las crisis climáticas. 2020 un año clave

RSE filantropía empresarial

La La filantropía empresarial se diferencia de la filantropía familiar o particular en que las empresas tienen, además de su enfoque social, intereses corporativos; muchas veces se limitan a programas que beneficien a sus empleados, a las familias de sus empleados, y a las comunidades cercanas a sus plantas, fabricas o grupos de interés.

La filantropia empresarial no es Responsabilidad Social Empresarial RSE

Los donativos en forma de caridad es un término de connotación religiosa que tienen toda la intención resolver un problema de manera inmediata, y levantarse el cuello para un sólo evento. Es meramente un acto de una sola ocación, con un impacto de bajo rango.

La filantropía empresarial o corporativa se usa en el contexto humanista no religioso y busca además que el cambio sea duradero y de mayor rango a través de programas sociales y/o ambientales llevados a cabo por la empresa.

Mientras la crisis climática se agrava… las líneas entre la sostenibilidad empresarial y la filantropía empresarial se están difuminando.

Con las iniciativas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) de las empresas centradas en gran medida en la mitigación y la adaptación, las líneas entre la sostenibilidad empresarial y la filantropía se están difuminando. 

Ayudar a las comunidades a hacer frente a los desastres relacionados con el clima se ha convertido en un pilar cada vez más estratégico de la ciudadanía corporativa.Las donaciones corporativas están, por supuesto, motivadas por una mezcla de altruismo e interés propio.

Autenticidad en las donaciones corporativas. Filantropía Empresarial

Donar directamente a organizaciones de ayuda es una de las formas más populares para que las empresas apoyen a las comunidades tras los fenómenos meteorológicos extremos. Sin embargo, hacerlo no siempre es tan sencillo. 

Las donaciones corporativas están, por supuesto, motivadas por una mezcla de altruismo e interés propio. La mayoría de las empresas se enfocan en apoyar a las organizaciones sin fines de lucro en los lugares donde operan para mejorar estas comunidades. Además, esta es una forma para que las empresas apoyen organizaciones o causas que los empleados apoyan con su propio tiempo y dinero.

Muchas empresas optan por apoyar a organizaciones de ayuda como la Cruz Roja Estadounidense, dada su reputación y alcance global. De los casi $1.5 USD millones en contribuciones totales que recibió la Cruz Roja Americana en el año fiscal 2018, alrededor del 83% provino de corporaciones, fundaciones y donaciones individuales. 

Las donaciones hechas en apoyo de un desastre específico se utilizarán para ese evento meteorológico extremo, dijo la Cruz Roja Americana en un correo electrónico.

“Esto incluye proporcionar alimentos, refugio, suministros de socorro, apoyo emocional, planificación de la recuperación y otra asistencia, así como apoyar los vehículos, los depósitos y las personas que hacen posible esta ayuda”, escribió la organización. “Cualquier fondo designado que recaudemos más allá de lo que se necesita para el socorro de emergencia se destinará a brindar apoyo a más largo plazo en las comunidades afectadas”.

Involucrar a los empleados con programas de emparejamiento filantropía empresarial

Las empresas están formadas por personas que pueden desear ayudar a las comunidades afectadas por los impactos climáticos. Si bien muchos pueden donar de forma independiente a las causas que les interesan, saber que cuentan con el apoyo de su empleador crea una multitud de efectos positivos. 

La creación de programas de contrapartida de empleados para recaudar fondos para la ayuda mundial en casos de desastre puede impulsar a los empleados a donar y, al mismo tiempo, crear oportunidades para obtener aún más apoyo para los necesitados. Sin embargo, puede haber desafíos al crear estos programas para apoyar a organizaciones benéficas extranjeras debido a los códigos fiscales. 

Las empresas o sus fundaciones deben completar una determinación de equivalencia, un proceso mediante el cual un donante estadounidense evalúa si un beneficiario extranjero previsto es el equivalente a una organización benéfica pública 501 (c) 3, según la ONG Source. El donante debe recopilar un conjunto de información detallada sobre las operaciones y finanzas del concesionario y hacer una determinación razonable de su equivalencia.

filantropía empresarial

Etiquetas: