Saltar al contenido

Conoce a Gary Anderson, diseñador símbolo del reciclaje

El logo del reciclaje es ya bien reconocido en el mundo y es muy fácil asociar esta imagen con ciertas palabras como el reciclaje ó reutilizable.

La historia del símbolo del reciclaje inicia en 1970. Como contribución a la celebración del primer Día de la Tierra (1970).

¿Quién diseñó el símbolo del Reciclaje?

La empresa Container Corporation of America en Chicago lanzó un concurso nacional en Estados Unidos para el diseño de un símbolo con la idea del reciclaje, ofreciendo un premio de $2,500 usd.

Entre 500 propuestas recibidas, llamó la atención el diseño de un joven de 23 años estudiante de arquitectura y ciencias sociales de University of Southern California,quien se muestra en la siguiente imagen presentando su idea.

Su diseño es considerado como uno de los más influyentes del siglo XX.

El ganador,Gary Anderson menciona que su idea resaltó al observar la obra “Banda de Möbius II , de M.C Escher” e intentar unir las ideas del infinito y el reciclaje en el diseño.  – ¡Parece que la ocurrencia funcionó!

Ahora este símbolo del dominio público , es casi ¡omnipresente!. Cuando lo vemos en un producto podemos entender que puede ser reciclado en su totalidad ó que una parte de los materiales del producto han sido reciclados.

Es ahora nuestra responsabilidad hacer visible este símbolo en nuestro hogar, nuestro trabajo y centros de estudio para recordar que el reciclaje no es sólo una idea sino un compromiso.

Ya que hablamos de Reciclaje, te recomendamos promover ideas de reciclaje en el colegio, por más sustentabilidad para niños 🙂

Zero Waste en el Colegio

¿Qué es Basura Cero? Muchos de nosotros pensamos en reciclar y elaborar compost, pero ¿qué es “Basura Cero”?

“Basura Cero” es más un objetivo que un cero literal. Aquí hay una definición amplia y exhaustiva:

Basura Cero es un principio filosófico y de diseño para el siglo 21; no se trata solo de terminar con los rellenos sanitarios. Apuntar a Basura Cero no es una solución al final de la cañería. Esa es la razón por la que presagia un cambio fundamental. Apuntar a Basura Cero significa diseñar productos y envases que tengan en mente la reutilización y el reciclado. Significa terminar con los subsidios por desechar. Significa cerrar la brecha entre los precios del relleno sanitario y sus costos reales. Significa hacer que los fabricantes se hagan responsables por el ciclo de vida completo de sus productos y envases.

Los esfuerzos para la Basura Cero, así como los esfuerzos anteriores por el reciclado, cambiarán la cara del manejo de los residuos sólidos en el futuro. En vez de manejar residuos, manejaremos recursos y lucharemos para eliminar los residuos.

Basura Cero en Mi escuela:

El manejo inadecuado de los residuos sólidos es uno de los problemas ambientales de mayor gravedad, por su alto impacto negativo en los recursos naturales y en la salud humana. Derivado de lo anterior, resulta prioritario fomentar, a partir de la educación escolar, una cultura que se oriente a aliviar el problema ambiental y social que ocasiona la basura. Ideas reciclaje para el Colegio.

En este tipo de proyectos se considera que la manera de resolver la problemática de la basura en México es educar a la población, elevando su nivel de conciencia ambiental desde los primeros años de formación escolar. La implementación de programas de educación ambiental en las escuelas mismas coadyuvará a impulsar los cambios necesarios en las políticas ambientales en materia de manejo de residuos sólidos urbanos.

El proyecto Basura Cero en mi Escuela guarda correspondencia con los planes y programas plasmados en las iniciativas “Ruta de Mejora Escolar” y “Escuela de Calidad” de la Secretaría de Educación Pública, que —entre otros elementos— buscan fomentar una participación comprometida de alumnos y maestros, al igual que el desarrollo de capacidades para el cuidado del medio ambiente.

Metas

  1. Elevar el conocimiento ambiental en las escuelas, a fin de mejorar las condiciones y calidad de vida, así como la salud, de los alumnos y habitantes en general, toda vez que la basura en los planteles escolares deviene un foco de enfermedades y contaminación latente.
  2. Implementar en diez escuelas de bajos recursos de la Ciudad de México el programa Basura Cero en mi Escuela, posicionándolo como un modelo educativo probado, innovador y viable para la enseñanza y aprendizaje de una nueva cultura en el manejo de residuos, lo cual contribuirá a formar ciudadanos más respetuosos del medio ambiente.
  3. Dotar a las escuelas con las herramientas necesarias para lograr el objetivo, a saber: capacitación especializada y materiales didácticos e infraestructura apegados a la norma internacional y concebidos para alcanzar el estándar Zero Waste con, al menos, 90 por ciento de recuperación de residuos.

Actividades principales

A partir de un diagnóstico ambiental en las escuelas, se llevarán a cabo las siguientes actividades:

  • Capacitación especializada sobre separación y reciclaje para docentes.
  • Diseño y realización de material didáctico, con revisión de contenidos.
  • Aplicación práctica del conocimiento didáctico plasmado en el Manual de orientaciones técnicas para maestros.
  • Dotación de infraestructura compuesta por siete contenedores de plástico de colores apegados a la norma internacional, a fin de instalar “puntos verdes” (centros de acopio) en las escuelas participantes.
  • Talleres sobre separación y reciclaje para el aprendizaje práctico de la nueva cultura, dirigidos a toda la comunidad escolar.

Resultados

Gracias al sistema didáctico que lo sustenta, el proyecto facilitará la adopción de hábitos de separación adecuada de los residuos en las escuelas y permitirá crear conciencia sobre la importancia del reciclaje como elemento fundamental para la conservación de los recursos naturales.