Saltar al contenido

Greta Thunberg activista lider de Fridays For Future 2020

3 junio 2019

El hecho de que millones de personas en todos los continentes estén saliendo a la calles cada semana para defender el clima “es una clara señal de que algo anda muy mal”.

Los políticos “siguen sin escucharnos”, nos dicen que debemos volver a clase (…) pero nos roban el futuro“.- denunció la joven. al tiempo que vaticinó que el movimiento “Fridays ForFuture” (Viernes por el Futuro) seguirá activo también durante las vacaciones de verano en el hemisferio norte.

Fridays For Future

Las aulas de los centros de educación de Viena se vaciaron el último viernes de mayo  por el apoyo de miles de jóvenes austríacos que faltaron a clase para exigir, junto a la activista sueca Greta Thunberg, medidas drásticas contra el calentamiento del planeta.

“Juntos cambiamos el mundo”, exclamó Thunberg tras ser recibida con un clamoroso aplauso por los muchos miles de manifestantes congregados en la céntrica plaza Schwarzenberg, donde tuvo lugar el acto final de la protesta este vierntes

«No hay futuro en un planeta muerto” y “Estamos aquí, y gritamos, porque vosotros habéis dañado la naturaleza”, coreaban los jóvenes mientras avanzaban por la avenida del Ring

Greta

Greta Thunberg: ¿Qué quiere la activista adolescente del cambio climático?

Es una joven de 17 años que creció en Estocolmo, en Suecia. La madre de Greta, Malena Ernman, es cantante de ópera y ex participante del Festival de Eurovisión.

Su padre, Svante Thunberg, es actor y descendiente de Svante Arrhenius, un científico que ideó un modelo del efecto invernadero. Fue galardonado con el Premio Nobel de Química en 1903.

La mayor de dos niñas, dice que aprendió sobre el cambio climático cuando tenía ocho años, pero que sus padres no eran activistas climáticos.

Greta tiene el síndrome de Asperger, un trastorno del desarrollo, y lo describió como un regalo y dijo que ser diferente es una «superpotencia».

¿Cuándo comenzó a hacer campaña? En mayo de 2018, a los 15 años, Greta ganó un concurso de ensayos sobre cambio climático en un periódico local.

Tres meses después, en agosto, comenzó a protestar frente al edificio del parlamento sueco, prometiendo continuar hasta que el gobierno sueco cumpliera con el objetivo de emisiones de carbono acordado por los líderes mundiales en París, en 2015 .

Sostenía un letrero que decía «School Strike for Climate» y comenzó a faltar lecciones regularmente para ir a la huelga los viernes, instando a los estudiantes de todo el mundo a unirse a ella.

Sus protestas se volvieron virales en las redes sociales y a medida que crecía el apoyo a su causa, comenzaron otras huelgas en todo el mundo, extendiéndose con el hashtag #FridaysForFuture.

Para diciembre de 2018, más de 20,000 estudiantes de todo el mundo se habían unido a ella en países como Australia, Reino Unido, Bélgica, Estados Unidos y Japón. Se unió a huelgas por Europa, eligiendo viajar en tren para limitar su impacto en el medio ambiente.

Thunberg en la Cumbre del Clima y en la COP25 llamó mucho la atención internacional

La joven sorprendió con el anuncio de que se tomará un año sabático del instituto para participar en la Conferencia sobre el Clima convocada para septiembre en Nueva York y en la Cumbre Climática COP 25 que se celebró en Madrid 2019.

Greta dice que los grandes gobiernos y empresas de todo el mundo no se están moviendo lo suficientemente rápido como para reducir las emisiones de carbono y ha atacado a los líderes mundiales por fallar a los jóvenes.

Inicialmente, sus protestas se centraron en los objetivos climáticos del gobierno sueco, e instó a los estudiantes de todo el mundo a hacer demandas similares en sus propios países.

Pero a medida que su fama ha crecido, ha pedido a los gobiernos de todo el mundo que hagan más para reducir las emisiones globales. Ella ha hablado en reuniones internacionales, incluida la reunión de la ONU sobre el cambio climático en Nueva York en 2019 y el Foro Económico Mundial de este año en Davos.

En el foro, pidió a los bancos, empresas y gobiernos que dejen de invertir y subsidiar los combustibles fósiles, como el petróleo, el carbón y el gas. «En cambio, deberían invertir su dinero en tecnologías sostenibles existentes, investigación y restauración de la naturaleza», dijo.