Saltar al contenido

¿Cómo iniciar el camino hacia la nueva realidad? Hacia un 2021 positivo

El reto de las industrias, tras las pandemia es grande pero no imposible de vencer! El objetivo: Abrir el negocio hacia la nueva realidad más positiva

La humanidad está afectando al planeta

La vacuna covid ya se está desarrollando, muy seguramente para el 2021 todos tendremos acceso a ella, pero el 2020 fue un mal año, en muchos sentidos. Mientras se aplana la curva toca pensar y proyectar ¿Hacia dónde veremos un panorama general y los retos principales de las industrias hacia la nueva realidad.

La pandemia ha generado grandes cambios en el entorno global. En este contexto, las medidas desplegadas en las distintas geografías han generado transformaciones en el desenvolvimiento del ecosistema económico digital.

Hacia la nueva realidad … hacia la recuperación

Durante el camino hacia la recuperación, las organizaciones enfrentarán retos de distinta naturaleza e intensidad, en función del entorno económico y las características propias de cada sector. Para abordar esta situación y mantener la competitividad, es fundamental definir una estrategia clara, que se articule con flexibilidad y agilidad.

La estrategia después de la pandemia:

  • Panorama general y principales retos de los sectores de servicios financieros, energético, salud e inmobiliario
  • ¿Cómo plantear el camino a la recuperación?
  • Clasificación de cada industria o empresa dependiendo del ritmo de recuperación y del grado de cambio esperado

Las empresas, dependiendo de su sector, necesitan identificar con oportunidad las acciones clave a desplegar, modificando su estrategia, modelo operativo y de negocio para mantener su competitividad en los mercados en los que participan.

No es un camino sencillo para las organizaciones, pues requiere un sólido enfoque en resultados, que parta de una estrategia alineada a la nueva normalidad.

Un entorno macro económico en contracción

Se espera que la economía mundial sufra una contracción estimada de -3%,1 más aguda que la de la crisis de 2008. Asumiendo el desvanecimiento de la pandemia en el segundo semestre de 2020, aunado a la disminución gradual de las medidas instauradas, se podría esperar un crecimiento de 5.8% para 2021.

En el caso de América Latina se prevén expectativas más bajas que para Europa y Estados Unidos. En México también se espera una contracción más pronunciada que la de las crisis de 1995 (-6.3%)  y 2009 (-5%).  Si bien,  durante el primer trimestre de 2020, el Instituto Nacional de Estadística  y Geografía (Inegi) reportó una variación de -1.6% en el producto interno bruto, Banco de México (Banxico) ha presentado una expectativa de -7.3% para el cierre del mismo año.

Depreciación del peso mexicano

Por otra parte, el peso mexicano (MXN) se depreció 30% con respecto al dólar estadounidense (USD), pasando de $18.81 a $24.27 MXN por $1.00 USD, en promedio entre enero y abril, teniendo una recuperación entre abril y junio de 3.5% para ubicarse en $23.42 MX por $1.4 USD

A su vez, algunas calificadoras a nivel internacional actualizaron la calificación de la deuda soberana, así como el grado de inversión, ambas a la baja. En el rubro de gas y petróleo, el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación mostró una caída desde USD

53.9 por barril en enero de 2020, hasta USD 12.23 por  barril en abril del mismo año, mostrando recuperación en meses siguientes para ubicarse en USD 32.71 por barril.

Niveles de desempleo 2020

En cuanto al empleo, según cifras del Banco Mundial, desde 2009 se ha mostrado una disminución consistente en la tasa de desempleo hasta llegar a 3.4% en 2019; sin embargo, de acuerdo con cifras del INEGI, la población ocupada disminuyó.

12.5 millones en abril respecto a marzo de 2020, destacando la disminución de 10.4 millones en ocupación informal en el mismo periodo. Lo anterior se agudiza en establecimientos pequeños, medianos y micronegocios. Es evidente que los efectos  de la pandemia  presentarán  retos y abrirán nuevas oportunidades para las empresas. El cambio en la estructura de los mercados permitirá asimismo la evolución y creación de nuevos modelos de negocio.

Los retos para las industrias hacia la nueva realidad

La aceleración de la era digital abre nuevos mercados potenciales y aumenta el potencial de generación de valor de las industrias por el cambio anticipado ante la coyuntura generada por COVID-19.

En este sentido, cada industria puede llevar a cabo un análisis alrededor de nueve categorías para identificar, en primera instancia, las preguntas clave para definir los planes a ejecutar, hacia la nueva realidad.

De acuerdo a la Industria, cada empresa tendrá que responder las cuestiones hacia la nueva realidad

CategoríaPreguntas Clave hacia la nueva realidad
MERCADOSe contraerá el mercado? ¿Con qué rapidez se recuperará? ¿Llegará a niveles previos? ¿Cambiarán los hábitos de consumo y preferencias del cliente?
E COMMERCE¿Estamos ante un punto de inflexión en el que comenzará a predominar la economía digital sobre la economía física?
CADENA DE SUMINISTRO¿Las cadenas de suministro regresarán a la normalidad o serán reconfiguradas?
MODO DE TRABAJO¿El trabajo a distancia será el común denominador? ¿Cómo se dará la colaboración? ¿Cuáles serán las excepciones?
FUERZA LABORAL¿Habrá una recuperación de empleos? ¿Con qué rapidez? ¿Se acelerará la incorporación de la automatización?
CONTINUIDAD Y RESILENCIADe qué manera los planes de continuidad serán desarrollados para futuros eventos?
MEDIO AMBIENTE Y CAMBIO CLIMÁTICO¿Las consideraciones ambientales serán relevantes en la recuperación?
¿Se podrán realizar a la par de alcanzar resultados económicos sostenibles?
DEUDALas deudas desacelerarán la recuperación? ¿Podrían surgir futuras crisis financieras o de liquidez?
GLOBALIZACIÓN¿Habrá un cambio en el enfoque de globalización para concentrar los esfuerzos en el interior de las economías?