Saltar al contenido

Nueva moda en EE.UU, hombres con traje y lujo de segunda mano

Comprar moda de diseño de segunda mano está en auge en las tiendas online. El lujo se vuelve más asequible, para disgusto de grandes marcas como Chanel, que no quiere que sus artículos se vendan a precio reducido.

Incluso para los artículos de lujo, la tradición no es garantía de éxito, especialmente en tiempos de la globalización. En EE.UU., el comercio minorista clásico está desapareciendo cada vez más. Hace tan solo unas semanas, la tienda de lujo Barney de Nueva York se declaró en quiebra. Mientras tanto, las tiendas online como TheRealReal se están convirtiendo en los nuevos grandes actores del mercado. Hombres con traje, mujeres con vestidos couture, niños fashion todos ellos visten de segunda mano.

Lo que durante mucho tiempo fue reservado para una clientela rica, como por ejemplo las bolsas Birkin, de Hermès o el vestido negro de Chanel, ahora las vende TheRealReal de segunda mano, con un considerable descuento: un bolso de Chanel cuesta 1.795 en lugar de 4800 dólares. Zapatos de tacón alto en terciopelo de Christian Louboutin se ofrecen por 675 en lugar de 1.295 dólares. De este modo, el segmento de la moda de lujo se regenera de manera sostenible, para alegría de las nuevas empresas online y para disgusto de muchas marcas renombradas.

Moda para los millennials

En EE.UU., el país del consumo, empresas como TheRealReal o sus competidores Poshmark y ThredUp parecen estar dando en el clavo. Según un estudio del Boston Consulting Group, la mayoría de las personas en todo el mundo que están entusiasmadas con los productos de segunda mano caros viven en Estados Unidos. “Aquí, una de cada dos personas ya ha comprado o vendido artículos de lujo usados”, dice la analista de marketing Pam Danziger, que ha estado investigando la industria durante décadas.