Saltar al contenido

IKEA y su compromiso ambiental

IKEA, promete que antes de 2016, toda la iluminación que vendan será LED, lo cual significa que irán eliminando progresivamente el resto de las bombillas.

A largo plazo, IKEA quiere que todos sus edificios usen energía 100% renovable. Hoy por hoy, más de la mitad de la energía usada en los edificios IKEA es energía renovable.

La empresa dejó de usar bolsas de plástico desde 2007 y tiene varias políticas de sustentabilidad.

Más productos, menos aire. IKEA Envia  productos a todo el mundo, pero les encantaría evitar el transporte de aire al mismo tiempo. Aquí es donde entra la tasa de llenado, el porcentaje del espacio de los camiones y contenedores que se usa en realidad, algo muy importante desde el punto de vista medioambiental y de costes. 

Más producto por carga significa menos camiones, trenes y barcos y una reducción considerable en las emisiones de CO2.

“Una forma de transportar mayores cargas es eliminar los voluminosos palés de madera y sustituirlos por palés de papel, que ahorran espacio,” explica Klas Ekman, director de transporte del Grupo IKEA. “Solo tienen un tercio de la altura de sus antecesores de madera y con los centímetros ahorrados podemos colocar una línea más de productos en camiones y contenedores. Alrededor del 90% de los envíos de proveedores a los centros de distribución y tiendas de IKEA se realizan ya usando palets de papel o plataformas de carga”.