Saltar al contenido

¿Las instalaciones eólicas o solares solo pueden generar electricidad cuando sopla el viento o brilla el sol?

Las instalaciones eólicas o solares son fuentes intermitentes, es decir, necesitan el respaldado de centrales eléctricas de combustibles fósiles o nucleares. NO! Esto no es cierto…

Esta es la mentira que formó la base de la narrativa de “lo que pasó en Texas” a inicios del 2021: cuando las fuertes tormentas de febrero interrumpieron el suministro de energía , algunos trataron de culpar a las energías renovables de los problemas.  Fueron los apagones de Texas.

Si bien algunas turbinas eólicas se congelaron, las fallas en los sistemas de gas natural, carbón y energía nuclear fueron responsables de casi el doble de interrupciones que las energías renovables. El problema se agravó por la falta de inversión en el sistema de energía desregulado del estado. Texas es el único que tiene su propia red. Los otros 48 estados inferiores están conectados a las redes de interconexión oriental u occidental, y pueden utilizar fuentes de alimentación a través de las líneas estatales cuando sea necesario.

Nunca tendremos el control de la intermitencia del sol o el viento. Cómo las instalaciones eólicas y solares pueden sustentarse?

Por supuesto, no tenemos control sobre la intermitencia del sol o el viento, pero dado un cierto nivel de generación y excedente al construir muchas más plantas de las que necesitamos , la electricidad generada cuando el sol brilla o sopla el viento puede ser almacenado para cubrir los momentos en que no lo hace. Hay muchas alternativas disponibles, además de las baterías, que los escépticos y algunos ingenieros anticuados continúan criticando por ser “demasiado caras” a pesar de que su precio ha caído un 97% en las últimas tres décadas y un 88% en los últimos diez años.

El costo cada vez más bajo de las baterías está llevando a varios países a avanzar hacia su uso a gran escala .La combinación de La energía solar barata y las baterías gigantes son mucho más baratas que la electricidad producida por las plantas de energía nuclear o de combustibles fósiles., y en el caso de estos últimos , nadie los quiere cerca de sus casas mientras el problema de cómo manejar los residuos generados sigue sin resolverse. Así las instalaciones eólicas y solares pueden sustentarse.

Centrales eléctricas reversibles

Otra solución, cuando la energía es abundante, es utilizar centrales eléctricas reversibles, también conocidas como hidroelectricidad de almacenamiento por bombeo (PSH) o almacenamiento de energía hidroeléctrica por bombeo (PHES) , una tecnología capaz de generar energía de forma inmediata, en sesenta segundos, y que se ha incorporado muchos paises. 

El sistema funciona, pero solo en lugares donde se pueden construir presas físicamente. Al igual que las presas, una nueva solución es una torre, aproximadamente de la altura de un edificio de 35 pisos, pero no requiere agua. Cuando una granja eólica o solar produce más energía de la que necesita la red, una grúa automática en la batería usa la electricidad adicional para levantar un ladrillo gigante., con un peso de 35 toneladas métricas, hasta la parte superior de la torre. Una torre de bloques de hormigón se puede colocar en casi cualquier lugar, y derribar bloques cuando se necesita generar energía es perfectamente factible y, nuevamente, relativamente simple en poco tiempo.

Hay muchos otros métodos técnicamente viables , así como experimentales . Pero un método de almacenamiento de energía con un gran potencial es el hidrógeno verde , que se produce precisamente a partir del excedente de energía de las plantas de energía renovable , y que se hidroliza, también de forma completamente limpia, para volver a producir electricidad cuando sea necesario. 

El uso de la molécula de hidrógeno para almacenar energía y recuperarla cuando sea necesario a través de la hidrólisis aún resulta en cierta pérdida de energía y funciona mejor a mayor escala que en la celda de combustible de un vehículo, pero es completamente sostenible.

La simple verdad es que las energías verdaderamente renovables como la solar y la eólica están demostrando ser las más baratas de operar , y la tecnología ha logrado superar el problema de su intermitencia desde hace mucho tiempo. No se deje engañar: la transición puede, y debe, suceder mucho más rápido que en la actualidad, y no ayuda en nada a la industria de la energía nuclear. Cuanto antes comprendamos esto y actuemos en consecuencia, antes evitaremos errores costosos en el futuro. OK INSTALACIONES EÓLICAS

Etiquetas: