¿Qué es la energía eléctrica?

Pasa la nota:

La energía eléctrica es causada por el movimiento de las cargas eléctricas (electrones positivos y negativos) en el interior de materiales conductores. Es decir, cada vez que se acciona el interruptor de nuestra lámpara, se cierra un circuito eléctrico y se genera el movimiento de electrones a través de cables metálicos, como el cobre. Además del metal, para que exista este transporte y se pueda encender una bombilla, es necesario un generador o una pila que impulse el movimiento de los electrones en un sentido dado.

¿Cómo se genera la energía eléctrica?

  • Generación. La energía eléctrica se obtiene en las centrales de generación, las cuales están determinadas por la fuente de energía que se utiliza para mover el motor. A su vez, estas fuentes de energías pueden ser renovables o no. En el grupo de las renovables se encuentran las centrales hidráulicas (hacen uso de la fuerza mecánica del agua), eólicas (viento), solares (sol) y de biomasa (quema de compuestos orgánicos de la naturaleza como combustible). Cada una de estas fuentes indicadas se pueden regenerar de manera natural o artificial.

Frente a éstas últimas, se encuentran las centrales que utilizan fuentes de energía que no son renovables. Es decir, aquellas que tienen un uso ilimitado en el planeta y cuya velocidad de consumo es mayor que la de su regeneración. En esta segunda formación se agrupan las centrales térmicas (se produce electricidad a partir de recursos limitados como el carbón, el petróleo, gas natural y otros combustibles fósiles) y las nucleares (a través de fisión y fusión nuclear).

  •  Transmisión. Una vez que se ha generado la energía eléctrica por alguna de las técnicas precedentes, se procede a dar paso a la fase de transmisión. Para ello, se envía la energía a las subestaciones ubicadas en las centrales generadoras por medio de líneas de transmisión, las cuales pueden estar elevadas (si se encuentran en torres de sustentación) o subterráneas. Estas líneas de alta tensión trasmiten grandes cantidades de energía y se despliegan a lo largo de distancias considerables.
  • Distribución. El último paso antes de obtener la electricidad en los hogares es el que corresponde a la distribución. Este sistema de suministro eléctrico tiene como función abastecer de energía desde la subestación de distribución hasta los usuarios finales.

Problemas medioambientales

Hoy en día, los transportes, supermercados, empresas, industrias y la mayor parte de los hogares del mundo dependen del suministro de energía eléctrica. Sin embargo, satisfacer esta demanda global está comenzando a pasar factura al medioambiente del planeta. La generación de energía eléctrica se sigue obteniendo, en gran medida, por la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón). Esta combustión está expulsando a la atmósfera gases contaminantes, como el dióxido de carbono, el cual es considerado por muchos científicos como el responsable del recalentamiento de la Tierra. En este mismo grupo de fuentes de energías no renovables, se encuentran las centrales nucleares, las cuales siguen despertando gran preocupación por el almacenamiento a largo plazo de sus residuos, así como por la posibilidad de que se produzcan accidentes que acarreen la liberación de agentes radioactivos al entorno. Ejemplos como el de Chérnóbil (Ucrania) y Fukushima (Japón) ponen la voz de alarma sobre las graves consecuencias que pueden tener para el medio ambiente y la sociedad. En este sentido, cada vez es más frecuente que los gobiernos de diferentes países comiencen a apostar por el desarrollo de energías renovables como la eólica y solar.

Las empresas y la energía eléctrica

Algunas empresas empiezan a apostar por el suministro de energía eléctrica renovable. Como ejemplo podemos mencionar que Grupo Modelo e Iberdrola México anunciaron la firma de un Contrato de Suministro de Energía Eléctrica Renovable para satisfacer las necesidades de Grupo Modelo en el largo plazo, de este modo la energía será producida en un parque eólico que desarrollará Iberdrola en el estado de Puebla.

Este parque eólico tendrá una capacidad instalada de 220 MW y suministrará a Grupo Modelo aproximadamente 490 giga watts-hora al año. Mediante este acuerdo, Grupo Modelo logrará reducir las emisiones de CO2 en alrededor 225,000 toneladas al año, lo cual es equivalente a retirar de circulación más de 90,000 vehículos al año e incrementará la capacidad eólica del país en casi 5%.
“Estamos muy orgullosos de anunciar este acuerdo con Iberdrola México, el cual permitirá a Grupo Modelo reducir su huella de carbono y avanzar en el cumplimiento de sus metas de sustentabilidad establecidas en nuestro programa de Mundo Mejor”, dijo Mauricio Leyva, director general de Grupo Modelo. “Iniciativas como esta no sólo ayudan acombatir el cambio climático, sino que también mejoran la eficiencia de nuestras operaciones y de toda nuestra cadena de valor”, agregó.
Por su parte, Enrique Alba, director general de Iberdrola México, dijo que ambas empresas son líderes en desarrollo sustentable y la lucha contra el cambio climático. Además, mencionó que, en los últimos 19 años, “Iberdrola México se ha establecido como el productor de energía más grande del país y uno de los más grandes inversionistas del sector”.
Este acuerdo marca el inicio del compromiso global de transición a energía eléctrica renovable por parte de AB InBev, mediante el cual se busca que para 2025 el 100% de la energía eléctrica adquirida provenga de  fuentes renovables.