Saltar al contenido

La energía nuclear, ya no debe ser una opción. Central nuclear Fukushima I

Japón ha puesto a la humanidad en un sentimiento de vulnerabilidad. Sabemos que somos indefensos ante la furia de la Naturaleza. El planeta está cambiando y nos está obligando a cambiar… nos está obligando a CONOCER MEJOR el lugar en dónde vivimos.. Cuando antes no nos interesaba la procedencia de las cosas, ahora es necesario interrogar de dónde y cómo se obtiene cada una de ellas.

Japón sufrió su peor terremoto, registrando un sismo de 9 grados en la escala de ritcher. Japón ha sufrido su peor crisis desde la II Guerra Mundial, la isla se está hundiendo. La humanidad presenta su instinto de altruismo pero también expone su preocupación ante un desastre ambiental latente: la contaminación por energía nuclear. De repente comenzamos a recibir información importante. Cuántas plantas nucleares existen en el mundo, ¿En dónde están localizadas? ¿Cómo están reguladas? ¿Cómo se guardan los desechos tóxicos? ¿Qué tan fatal puede ser la exposición radiactiva? ….. De repente la energía nuclear es tema de interés para pedir que ya no debe ser una opción de prioridad para la generación de energía.

Sucede que la energía nuclear estaba en pleno crecimiento, se prometían casos de éxito… ¿lo sabías? El riesgo es latente.. vale la pena dedicarle tiempo a este tema e investigar de las plantas nucleares en tu país. Seguramente prometen altos estándares de calidad y de seguridad, pero ante la naturaleza el hombre no puede hacer mucho. Lo vemos en Japón, país desarrollado con lo último en tecnología y que ahora está entre escombros, resultado del terremoto y del tsunami.

El planeta está amenazado por la energía nuclear. No puede ser una buena opción. Se prometía que iba a ser una energía económica, confiable y segura.. pero hoy a demostrado lo contrario. Está cobrando muy caro. Un desastre nuclear es irrevocable, ataca gravemente a la salud y los ecosistemas. Es demasiado caro el precio apostarle a la energía nuclear.

En todos sus procesos, la energía nuclear es corrupta con el medio ambiente y con las manos involucradas para su fabricación. Siempre generan  residuos altamente tóxicos que deben ser resguardados de por vida… residuos que ante una falla como la que sufren las plantas en Japón pueden derramarse, algún día.

NO a la energía nuclear. No debe ser considerada como una energía “moderna”  Nunca va a ser un elemento que actúe a favor del clima. y aunque en defensa se argumente que genera menos emisiones de carbono NUNCA se considerará como energía limpia: produce desechos y contaminación radioactiva, estos desechos duran miles de años…

Sé Responsable : gobierno, civiles, industrias. Apoyemos energías alternativas: renovables y limpias. No tenemos otra opción.

caso Chernobyl , caso Japón (no queremos más)

Fukushima

Según Junichi Sato, Director Ejecutivo de Greenpeace Japón, “Para las comunidades en Fukushima esto parece no tener fin, alrededor de 100.000 personas no han podido regresar a sus casas y muchos no podrán hacerlo nunca. Los gobiernos y la industria nuclear alrededor del mundo perpetúan el mito de que luego de un desastre nuclear las personas pueden volver a tener una vida normal.  Sin embargo, la evidencia demuestra que esto es sólo retórica política y no pruebas científicas.”

Recientemente Greenpeace denunció que en los países afectados por la contaminación nuclear los gobiernos han reducido las medidas de protección frente a la radiación.  Chernobyl  suspendió los programas de monitoreo alimentario y ambiental, mientras que en Japón pretenden que la mayoría de los evacuados regresen a sus hogares para el 2017, aunque la zona continúe contaminada. Greenpeace hace un llamado a estos gobiernos para que sigan brindando apoyo económico a los sobrevivientes de ambas tragedias.

El análisis de material radioactivo reveló que los bosques alrededor de estas ciudades se han convertido en depósitos de contaminación radioactiva. Según Greenpeace la radiación forestal pone en riesgo a las comunidades cercanas y se han detectado en las áreas afectadas daños en la salud. Alrededor de Chernobyl, la tasa de mortalidad aumenta y los nacimientos decrecen; además se incrementan los casos de cáncer y los problemas de salud mental. Asimismo, en Fukushima, las cifras demuestran que la incidencia de cáncer de tiroides en casos pediátricos crece y casi un tercio de las madres que viven cerca de los reactores afectados muestran síntomas de depresión.

“Chile no necesita más investigaciones para decidir si quiere energía nuclear; conocemos sus altos costos, sus riesgos y sus consecuencias. En un país donde el problema ya no es sólo la cantidad de energía si no la forma de producirla y el impacto en el medio ambiente, el foco debe estar puesto en las energía renovables de bajo impacto” asegura Matías Asún de Greenpeace en Chile.

La presidenta Bachelet anunció la participación en la cuarta cumbre de seguridad nuclear;  “Esto lo vemos con preocupación pues puede abrir la puerta al lobby nuclear”, concluye Asún.