Saltar al contenido

Barcelona podrá ofrecer transporte público gratuito a usuarios que no compren autos

Barcelona prohibirá la circulación de los automóviles más contaminantes a partir de 2020 y ofrecerá a esos propietarios la posibilidad de viajar durante tres años de manera gratuita en transporte público.

Los propietarios de vehículos que se sumen a esta iniciativa, con la que se pretende combatir la alta contaminación atmosférica, recibirán la tarjeta verde (un nuevo título de transporte) que permite usar los diferentes medios de transporte públicos de manera gratuita.

Los coches que podrían ser objeto de este nuevo programa son los diésel fabricados antes del 2006 (Euro 3) o los de gasolina de más de veinte años, fabricados antes de 1997 (Euro 1). También se podrán acoger las motocicletas matriculadas antes de julio de 2004.

Además de enviar al desguace el viejo vehículo contaminante el usuario deberá demostrar que no se ha comprado ningún vehículo nuevo durante los seis meses anteriores y asegurar el compromiso de que tampoco se adquirirá un coche con posterioridad.

“Hay que reducir el parque automovilístico e incrementar el uso del transporte público para tratar de mejorar la calidad del aire, que provoca 3.500 muertes prematuras cada año, informa el vicepresidente de Transporte y Movilidad del AMB, Antoni Poveda a La Vanguardia”

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha mencionado que podrían ser reemplazados todos aquellos vehículos que no tengan etiqueta ambiental de la dirección general de Tráfico (DGT). Se verían afectados alrededor del 60% de los coches del parque automotor, una cifra que supera el millón (si se tiene en cuenta a toda el área metropolitana de Barcelona).

Este proyecto en Barcelona se suma a las medidas tomadas en otras grandes capitales. Por ejemplo, en París, Madrid y Ciudad de México, debido al alto nivel de contaminación en el aire, han acordado prohibir la circulación de los vehículos diésel en sus ciudades a partir de 2025 en la Cumbre de alcaldes C40: Ciudades liderando acciones climáticas.

París  ya ha impulsado la peatonalización de algunas de sus calles. En Ciudad de México han iniciado la expansión del sistema de transporte metrobús y el sistema de bicicletas compartidas. En Madrid, el Ayuntamiento ha creado zonas de bajas emisiones de carbono en el centro de la ciudad. Por su parte, NYC ya peatonalizó Times Square; se humanizó así la intersección de la Avenida Broadway y la Séptima Avenida en Manhattan. La ciudad incorporó, de esta manera, diez hectáreas de espacio público en el centro neoyorquino. El Times Square peatonalizado es la victoria de una nueva forma de entender la movilidad. Otra ciudad que lidera este movimiento es Copenhague, donde el número de bicicletas en circulación supera al de los coches. En total, hay 13.100 bicis más que automóviles.

“Si puedes cambiar una calle, puedes cambiar el mundo”, Janette Sadik-Khan (la comisionada de transporte de NYC).