Saltar al contenido

La mayor naviera del mundo quiere abrir una ruta en el Ártico aprovechando el cambio climático

mares limpios

La compañía danesa Maersk pretende enviar a aguas árticas un barco que zarparía desde el mar Báltico en San Petersburgo con 3.600 contenedores de pescado congelado.

Maersk, empresa danesa líder mundial en el transporte de contenedores, tiene la intención de expandirse a través de una nueva ruta marítima más corta por aguas del Ártico aprovechando el cambio climático, informó este miércoles la radio estadounidense NPR.

Según el medio, la naviera escandinava plantea, a partir del próximo 1 de septiembre, enviar su primer barco portacontenedores a través del Ártico para explorar dicha ruta y comprobar si es factible de cara al futuro, así como para “recopilar datos científicos”.

Durante la última década, a medida que el calentamiento global ha ido haciendo mella en esta región de la Tierra, varias empresas de la industria naviera —como la china Cosco, que ya navega por aguas árticas— han sopesado la posibilidad de utilizar el Ártico para recortar tanto gastos como tiempo de viaje (hasta dos semanas en el caso del trayecto de Asia a Europa).

La firma danesa enviaría al Ártico el Venta Maersk, un barco con casco reforzado y capacidad para transportar 3.600 contenedores de pescado congelado, que zarparía desde el mar Báltico en San Petersburgo proveniente de Vladivostok, ambas en Rusia.