Saltar al contenido

Cómo elegir materiales y mobiliario ecológico para la oficina

21 mayo 2020
mobiliario sustentable

Como consumidores, queremos saber de dónde provienen nuestros alimentos, dónde se fabrica nuestra ropa y qué contiene exactamente nuestro champú. Se trata de saber a qué productos químicos usamos o estamos expuestos en nuestra vida diaria. Si bien es más fácil administrar lo que se introduce en el hogar, el lugar de trabajo es otra historia.  ¿Has pensado en la importancia de usar mobiliario ecológico para la oficina?

Y es que seamos sinceros: pasamos mucho tiempo en la oficina. El lugar debe ser cómodo y sustentable. El mobiliario ecológico para la oficina, puede ser un elemento que puede mejorar el ambiente laboral. Los ocupantes de una oficina ceden ese control al diseñador. Como diseñadores de espacios de trabajo, tenemos la responsabilidad de llenarlos con productos hechos de materiales más saludables. En medio de una pandemia que exige medidas y cambios a favor de la salud y en medio de una crisis climática que demanda hábitos y opciones sustentables es urgente saber cómo elegir materiales y mobiliario ecológico para la oficina.

Al educarnos sobre material más saludable, tenemos la oportunidad de tener un mayor impacto en la vida de nuestros clientes y un mayor significado en nuestro diseño.

Los diseñadores ya tienen muchas cosas que considerar: estética, luz, costo, disponibilidad, durabilidad y mantenimiento. Los impactos en la salud humana de nuestras elecciones deberían estar entre estas consideraciones principales. La mayoría de las personas asumen que si está en el mercado, es seguro y probado. Esto simplemente no es cierto, ya que los químicos en los materiales de construcción en su mayoría no están regulados ni probados por el gobierno, y se deja a los fabricantes revelar posibles daños.

Hoy en día hay 86,000 productos químicos en uso con solo 200 probados por la EPA, y solo unos pocos están regulados. Se pueden encontrar rastros de 167 químicos industriales y contaminantes en un adulto en los EE. UU. De ellos, 76 están relacionados con el cáncer, 86 son disruptores endocrinos conocidos (que interfieren con sus hormonas) y 79 pueden causar defectos de nacimiento y retrasos en el desarrollo.

El lugar de trabajo de una persona puede contribuir a estas exposiciones químicas. Los productos para la construcción tienen algunos de los peores productos químicos conocidos, como las sustancias persistentes, bioacumulables y tóxicas (PBT), que no son naturales y nunca se descomponen en la tierra o en nuestros cuerpos. Además, su cantidad aumenta a medida que avanzan en la cadena alimentaria. En miles de años, algunas de nuestras opciones, como los retardantes de llama, los antimicrobianos y los tratamientos de resistencia a las manchas, aún permanecerán en la tierra y sus habitantes. Piensa, si contamina el planeta contaminará a la gente.

Otros productos que tienen químicos preocupantes son los plásticos, que contienen ftalatos (el ingrediente que hace que el plástico y el vinilo sean flexibles y blandos). A medida que los productos de construcción se degradan con el tiempo y los tratamientos superficiales se desgastan, los químicos que componen los ingredientes se convierten en polvo. El polvo luego ingresa al cuerpo a través de nuestra piel, nuestras bocas o el aire que respiramos. Los ftalatos se han relacionado con el asma y se sabe que reducen la fertilidad en los hombres. Consulte a su fabricante de pisos de vinilo sobre sus opciones sin ftalatos.

Quizás te sientas abrumado por todos los datos y herramientas disponibles o te sientas impotente ante la fabricación. Los diseñadores no son químicos ni se espera que lo seamos, pero es nuestra responsabilidad ser educados e informados.

Cómo seleccionar materiales naturales de el mobiliario ecológico para la oficina

El uso de materiales naturales es una forma de evitar productos químicos adicionales que podría tener un material sintético. En un lugar de trabajo, los materiales naturales pueden ser fáciles de cuidar, naturalmente ignífugos y proporcionar a los ocupantes una conexión con la naturaleza. Si el presupuesto permite muebles tapizados en cuero, no solo durará más, sino que se volverá más hermoso con el tiempo. La madera, libre de manchas y formaldehído, es una forma inteligente de incluir elementos naturales, y también se vuelve más bella con la edad a medida que se vuelve más oscura o más clara, lo que agrega una experiencia cálida a su espacio.

Las áreas de alto tráfico, como los vestíbulos, presentan una gran oportunidad para usar materiales naturales y más saludables como pisos de piedra que requieren muy poco mantenimiento y duran para siempre. Si no puede usar materiales naturales en todas partes, elija espacios donde pueda tener el mayor impacto para los ocupantes.

Recuerde: menos es más

Esta estrategia de diseño ayuda al triple resultado final de sostenibilidad, costo y salud de las personas en una variedad de formas. Menos materiales y acabados significan menos productos químicos peligrosos de los que preocuparse: menos adhesivos, selladores y diferentes tipos de productos de limpieza para comprar. El uso de pisos de concreto elimina la necesidad de aplicar o reemplazar productos para pisos y adhesivos en el espacio. Los pisos de concreto también son duraderos y requieren poco esfuerzo para mantenerse.

Muchos edificios de oficinas brindan grandes oportunidades para dejar el techo expuesto al tiempo que eliminan los productos adicionales y la infraestructura que se necesita más arriba, y añaden un carácter industrial único al lugar de trabajo. Quizás el espacio tiene paredes de construcción existentes con encanto que pueden dejarse sin terminar como una característica del espacio, como el ladrillo o el metal.

Sea transparente con sus elecciones materiales

¿Sabes lo que hay en tus materiales? Haga la pregunta: ¿de qué estoy haciendo esta oficina? ¿Cuales son los ingredientes? No es necesario ser un experto en fabricación para abogar por la salud humana. La mejor pregunta para un fabricante es si tiene una Declaración de productos sanitarios (HPD): piense en ella como una etiqueta nutricional para los productos. Esta es una idea relativamente nueva para el mercado, pero es el futuro del consumismo.

Tenga conversaciones con el representante de ventas de su fabricante y sus clientes con preguntas críticas como: de dónde vino, dónde terminará y cuáles son las implicaciones . Luego, asegúrese de educar a sus clientes en las etapas de diseño de su proyecto para establecer futuras victorias en salud para los empleados cuando llegue el momento de los reemplazos.

Aunque la mayoría de las opciones de materiales más saludables, como la pintura y la alfombra, tienen un pequeño recargo, eduque a su cliente sobre la inversión en salud que están haciendo. Considere la justicia social de las personas que viven al lado de la fábrica o del incinerador, así como de los ocupantes. Su salud también puede verse afectada por sus decisiones. Sea curioso porque en algún momento todo lo que especifique en el edificio llegará a los cuerpos de sus habitantes.

Debemos cambiar la demanda del mercado para divulgar todo; es nuestra responsabilidad con el cliente, los ocupantes y la comunidad. Una vez que toda la información esté disponible, podemos comenzar a ver cambios reales para un planeta más seguro y más verde.