Saltar al contenido

Por el medio ambiente: Consume menos carne

veganSi una familia deja la carne una vez cada semana, es como quitar un auto de las calles por un mes: HSI

HSI aseguró que si una familia de cuatro personas deja de consumir lácteos, carne y huevos una vez cada semana “es como quitar un auto de las calles durante cinco semanas”, lo que ayudará a reducir la problemática que se vive actualmente, en especial en la Ciudad de México, en el tema de contaminación.

lunes sin carne

En general, la producción de la carne hoy en día es uno de los mayores contribuyentes a los problemas ambientales que existen a nivel global, por ello, es importante reducir el consumo de productos de origen animal, dijo Paulina Moreno Sánchez, encargada de políticas alimentarias de Humane Society International (HSI), en entrevista para SinEmbargo.

La producción de carne, señaló, es gran causante del uso excesivo de agua y tierra; además del incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero, como dióxido de carbono y metano. Asimismo, acarrea problemáticas como la deforestación, “a nivel mundial se dedica más tierra a la crianza y la alimentación de animales de consumo que para cualquier otro propósito”, señaló.

“Muchos consumimos los productos de origen animal y no tenemos la menor idea de lo que pasó antes, la gente piensa que al no ver, siente que no está pasando nada, pero realmente sí está teniendo un gran impacto en el medio ambiente”, acusó.

Por ello, recordó que para producir apenas un kilo de carne, se requieren seis mil litros de agua, para un kilo de frijoles, en cambio, se requiere menos de la mitad de esa cantidad del vital líquido.

“La intención [de HSI] es promover que poco a poco reduzcamos nuestro consumo de carne, que busquemos más dietas basadas en vegetales, que pueden ser semivegetarianas o vegetarianas. Esto va a permitir reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ahorrar agua. No le estamos diciendo a la gente ‘deja de comer carne’”, aclaró.

Con el actual pronóstico del incremento del consumo en carne, lácteos y huevo, los gases de invernadero relacionados con comida se elevarán 51 por ciento para el año 2050 por sobre los niveles de 2007, de acuerdo con Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

HSI aseguró que si una familia de cuatro personas deja de comer lácteos, carne y huevos una vez cada semana “es como quitar un auto de las calles durante cinco semanas, entonces esto también nos va a ayudar a esas problemáticas que vivimos hoy en el tema de contaminación”.

De acuerdo con información del Atlas de la Carne, en 2013, México ocupó el octavo lugar en producción de bovinos y porcinos; y el sexto en producción de carne de ave.

“En nuestro país, cada segundo se sacrifican 59 animales para que comamos, eso es un dato bastante alto”, puntualizó.

Agregó que otro aliciente para reducir el consumo de carne es la salud, ya que el riesgo de padecer diabetes, obesidad y cáncer aumenta al incluir en la alimentación productos de origen animal.

“El cambio de consumo de carne a una dieta basada en vegetales podría reducir la huella de agua por mil litros de agua al día en una persona y esto equivale a más de 470 mil litros por año. Solamente sustituyéndola una vez a la semana estarán ahorrando más de mil 300 litros de agua aproximadamente”, dijo.

Por ejemplo, datos de American Journal of Clinical Nutrition, revelaron en 2014 que las dietas semivegetarianas y vegetarianas en Norteamérica son capaces de reducir las emisiones de gases invernadero en un 22 por ciento y 29 por ciento respectivamente comparadas con dietas no vegetarianas.

Asimismo, Moreno Sánchez explicó que la decisión de reducir el consumo de carne beneficia además a los animales “el bienestar animal está directamente relacionado con el medio ambiente, la intención es que tengamos un mundo no solo más sustentable, sino también más compasivo”, comentó.

LSC_infografia_ESP

#LUNESSINCARNE

En octubre de 2015, la asociación de protección animal presentó la campaña “Lunes sin carne”, y desde entonces invita a la sociedad al no consumo de productos de origen animal cada inicio de semana con el fin de no contribuir al maltrato animal, favorecer el medio ambiente y mejorar la salud pública.

En 2003, las australianas Lainie Bracher y Melissa Hobbs crearon la iniciativa que se ha convertido en un movimiento global, tiene presencia en más de 20 países y cuenta con la participación de diversas celebridades como Paul McCartney, Ellen Degeneres y Enrique Bunbury. En nuestro país, la campaña cuenta con el apoyo de los conductores Marco Antonio Regil, Claudia Lizaldi, los actores Eugenio Derbez y Andrés Aguilar, así como los músicos Rubén Albarrán y Hello Seahorse!