Gina Miller, la mujer que paralizó el brexit

Pasa la nota:

Gina MillerMiller es filántropa y cofundadora del fondo de inversión SCM Private, y ha puesto en la picota uno de los casos judiciales más importantes a nivel constitucional en varias generaciones

Gina Miller, es la mujer que ha puesto a Theresa May frente a las cuerdas al denunciar la inconstitucionalidad de que fuera el Gobierno y sólo el Gobierno quien pidiera la aplicación del artículo 50 para abandonar la Unión Europea sin pedir la aprobación del Parlamento británico. Ahora la alta corte británica le ha dado la razón. El juez jefe de la corte de Justicia Thomas y dos otros jueces, le dan la razón: “el Primer Ministro no tiene la prerrogativa de invocar el artículo 50 sin el voto del Parlamento”.

La denuncia de Miller fue escuchada por la Alta Corte de Londresdonde estaba representada por Lord Pannick un abogado de renombre en materia de Derechos Humanos. A la salida del juzgado, Gina Miller dijo estar “encantada” por la decisión y que esperaba que el Gobierno de May tomara la buena decisión de no apelar.

La señora Miller explicaba su argumentación de modo más detallado durante una explicación que dio en una intervención en ‘Audio Boom’. Estaba poco satisfecha con el anuncio que hizo la primera ministra Theresa May diciendo que habría un debate sobre el asunto, como un tema político más. “Ellos pueden usar esa prerrogativa antigua y secreta llamada Prerrogativa Real para conseguir evitar al Parlamento.¿Seguro que hay preguntas que no pueden saltarse la soberanía parlamentaria? El Parlamento, a fin de cuentas, es la máxima representación de la soberanía popular. Me preguntaba si el Gobierno tenía el derecho de saltarse al parlamento y usar esa prerrogativa, que ellos dicen que lo tienen, pero que le daría a ella y a su manojo de ministro afines, la posibilidad de invocar el artículo 50 sin ningún tipo de certidumbre legal ni del escrutinio del parlamento”.

Gina Miller responde a los críticos y asegura que presentó su caso ante la Corte, no con la intención de retrasar la decisión y tampoco para que afectase al calendario que tienen marcado. Su esfuerzo se focaliza en asegurarse de que no se compromete la soberanía del Reino Unido. “No quiero que se cree un precedente por el que el Primer Ministro y algunos parlamentarios pueden saltarse nuestro derechos garantizados”.

Miller ha tenido en todo este proceso, el apoyo de los que quieren permanecer dentro de la Unión Europea, pero esto ha tenido un importante coste personal para ella. Se ha sentido abusada, amenazada e insultada después de presentar su demanda. Su posición sobre si Gran Bretaña debe abandonar o quedarse en Europa, no tiene nada que ver con el argumento legal. “De hecho me siento identificada con ambos lados, los que defienden marcharse y los que prefieren quedarse, aunque me inclino más por permanecer en Europa con ciertas reformas y revisiones de nuestro acuerdo actual. Aunque estoy de acuerdo en que debemos permanecer, también creo que no tenemos que darlo por hecho”, ha apuntado.

Gina Miller tiene 51 años, nació en Guaya y creció en el Reino Unido. En el 2008 lanzó el proyecto filantrópico Miller que ha contribuido a crear la enfermería ‘Margaret Thatcher’, o el Hospital Real de Chelsea, entre otros proyectos caritativos

Capitalismo con conciencia

Gina Miller ha pedido al Gobierno que acate la sentencia y no recurra ante el Supremo. En la mañana del jueves, fue aplaudida por sus seguidores cuando hizo su valoración a las puertas del Alto Tribunal. Se declara una defensora del «capitalismo con conciencia», a la que le gusta la escalada, las flores, Oscar Wilde y la música. De sus orígenes sudamericanos, cuenta que le han dado una visión de la vida un poco matriarcal. Es una enamorada de España, a la que viaja en cuanto puede. «Esto no va de política, va del imperio de la ley», ha dicho a modo de resumen de su cruzada, que partiendo de la calle ha puesto en jaque todos los planes de Brexit duro del Gobierno.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *