Cómo la minería sustentable es un gran reto para la industria de extracción

pedreras en monterrey

La minería actual debe buscar satisfacer las necesidades de las personas de hoy, sin comprometer los recursos para las generaciones de nuestros hijos y nietos. Este es el objetivo de la minería sustentable.

En la actualidad la minería trabaja incansablemente para poder equilibrar la protección del medio ambiente con el desarrollo económico y social, lo que se traduce en la búsqueda de un desarrollo sustentable a largo plazo.

Hacia la minería sustentable

Pero, ¿Qué se entiende por sustentabilidad? Este concepto, vinculado al de “desarrollo sostenible”, corresponde a “la capacidad de satisfacer las necesidades de las personas de hoy, sin comprometer los recursos de las generaciones futuras.” Es decir, implica velar porque tanto nuestros hijos como nietos tengan acceso y puedan disfrutar de los recursos naturales.

En los últimos años, los gastos de energía en el proceso de producción minera han aumentado considerablemente. Por ello, entre varias otras medidas, las empresas han optado por el uso de energías renovables, que reducen los gases de efecto invernadero que generan el cambio climático y, a su vez, permiten un ahorro de costos en las tareas productivas. 

Por ejemplo, en la mina Gabriela Mistral de Codelco se está construyendo la planta solar térmica más grande del mundo, gracias a la cual se reemplazará el 85% del combustible diésel utilizado en el proceso de obtención del cobre.

Otro de los desafíos de la minería sustentable tiene relación con la utilización del agua en las labores de producción. Hoy el sector minero es responsable del 7% del consumo total a nivel nacional, pero los esfuerzos realizados por hacer un uso más eficiente de este recurso están dando buenos resultados: las mineras han logrado reutilizar el 66% del total de agua que usan en sus procesos.

Por otra parte, durante los últimos años ha disminuido considerablemente el número de puntos de descarga de los residuos de la actividad minera. Para cuidar el medio ambiente, Codelco redujo en un 34% el volumen de descarga en 2012.

Atención a las comunidades

También se reafirmó el compromiso con las comunidades originarias para regular en conjunto los impactos que la actividad productiva provoca en sus entornos, potenciando las condiciones favorables de diálogo e interacción. El Consejo Minero ha participado activamente junto a las autoridades en los procesos de discusión y creación de normas enfocadas en el cuidado medioambiental.

Minería Sustentable: Respeto Y Compromiso Con El Medio Ambiente

México es un país rico en minerales, por lo cual, la industria minera es una de las actividades más importantes que ha generado tanto el crecimiento económico de nuestra nación como el impulso a programas para el cuidado del medio ambiente, avances en tecnología y creación de nuevas oportunidades de trabajo.

La minería en los últimos años se ha expandido formidablemente gracias al desarrollo sustentable, si bien, la extracción de minerales es un recurso no renovable y el desgaste de suelo puede considerarse como un peligro ambiental, la industria minera siempre ha tenido la preocupación por preservar el medio ambiente y no sólo hacer uso de los recursos naturales de manera arbitraria.

La sustentabilidad se basa en crear un balance entre el impacto que genera el ser humano en la extracción de recursos, y la manera en que el planeta se adapta al cambio tratando de formar nuevas áreas naturales; es aquí donde la industria minera apoya en la retribución de ideas y acciones para evitar problemas ecológicos.

Para lograr efectuar el plan de sustentabilidad que hace de la industria minera un sector de alto rendimiento es necesario tener un control de aspectos económicos, ambientales y sociales.

A grandes rasgos en la sustentabilidad económica, como ya se mencionaba, la extracción de minerales produce grandes ganancias, pero al punto de vista de la sociedad o de ambientalistas, la minería representa la perturbación de la naturaleza a gran escala desestimando parte de los ingresos que se hace al generar empleos, incluso no sólo para quienes trabajan dentro de la industria sino para aquellos que se ven beneficiados por el turismo tanto nacional como internacional.

La infraestructura en la cual se invierte parece imponer en la idea de muchas personas, creyendo que el único benéfico es el de las empresas que se ven integradas en el proyecto, pero parte de esa inversión va dirigida a la sociedad en apoyo de la educación, la cultura, la salud y el deporte.

En la sustentabilidad ambiental se encamina a la constante preocupación de la industria minera por minimizar el impacto ambiental, la explotación de minerales lleva varios procesos como la tala de árboles, excavación y consumo de agua; es por ello que parte del trabajo de la industria constituye en la restauración de todos los recursos en que se apoya.

Reducir el impacto ambiental

Los esfuerzos por reducir el impacto ambiental van desde utilizar maquinaria y métodos que disminuyan la degradación innecesaria del suelo y áreas verdes, o la contaminación por desechos químicos. Es responsabilidad de la industria recuperar y formar entornos de ambiente seguros por cada parte de tierra trabajada, la reclamación de estos lugares se plantea por ley y derechos del territorio en el que se implementan las operaciones; ya que en zonas aledañas pueden encontrarse con comunidades o ciudades que son testigos de la evolución de la actividad minera.

La reforestación de áreas, la instalación de plantas de tratamiento de agua, la preservación de flora y fauna silvestres, la regeneración de tierras para uso agrícola, la creación de parques para uso recreativo y turístico; son algunos de los beneficios por hacer posible ésta sustentabilidad ambiental.

Bajo las circunstancias favorables que puede presentar la sustentabilidad ambiental, está de otro modo la sustentabilidad social, la cual trata de solucionar los problemas que vienen desde lo económico.

Cuando la industria minera identifica el potencial de nuevas tierras para la extracción de minerales, se enfrenta a los habitantes de una comunidad cercana o a los dueños de lugar en específico, y al considerar las ganancias que va a generar la empresa, sus exigencias alcanzan grandes sumas de dinero para permitir el trabajo de propiedades. Aún cuando la industria accede a las demandas de los propietarios, los habitantes del lugar desean que se les vea recompensados de igual manera, o en casos mayores surgen organizaciones ambientalistas que se oponen al avance de las actividades.

Es claro que por parte de la industria minera, la solución no se encuentra en distribuir dinero a quien desee verse únicamente beneficiado, sino invertirlo en programas que fomenten y construyan un bienestar para todos.

El levantamiento de infraestructura como escuelas, secundarias y hospitales, atiende de esta manera a las necesidades que la población demande. Al conjuntar de manera adecuada las tres bases del desarrollo sustentable (económico, ambiental y social), estamos ante una industria minera de gran estabilidad y compromiso en nuestro país.