Saltar al contenido

Greenpeace vuelve a pasar lista a los gigantes de la moda

Greenpeace sigue presionando a la industria de la moda. La ONG vuelve a publicar los nombres de las marcas que colaboran en eliminar de su cadena de suministro las sustancias tóxicas y también los de las enseñas que menos hacen al respecto. En este sentido, Inditex y Mango están entre los grupos que lideran la campaña de Greenpeace, mientras que Gap oPVH (Calvin Klein, Tommy Hilfiger) están entre los rezagados.

Cómo la industria de la moda contamina. Gigantes de la moda como Adidas, Nike, H&M, Marks&Spencer, C&A y Li Ning fueron los primeros en ceder a la presión de la ONG y colaborar en su campaña Detox, que se puso en marcha en 2011, para erradicar el uso de sustancias químicas contaminantes en sus procesos productivos para 2020. Un par de años después, se sumaron a la causa Inditex,Mango, Levi’s, Benetton y Fast Retailing Group (Uniqlo), entre otros.

Greenpeace activó la campaña Detox después de publicar los informes Puntadas tóxicas: el desfile de la contaminación e Hilos tóxicos: al desnudo, en los que acusaba directamente a las grandes marcas de moda. Apuntando a los grupos de distribución, el propósito de la ONG era forzar el cambio en toda la cadena de aprovisionamiento hasta alcanzar a los proveedores de las sustancias químicas.

Desde entonces, la organización publica cada año las empresas que lideran este compromiso, las que están en proceso de asumirlo y las rezagadas. En esta ocasión, entre las que se colocan frente de la causa se suman también Esprit, G-Star, Limited Brands y Valentino; entre las que están en camino, se encuentran las deportivas Adidas, Li Ning y Nike, y entre los que están en cola, Greenpeace sitúa a Armani, Bestseller, Diesel, Gap, PVH, así como los grupos chinos Metersbowe y Vancl.