Saltar al contenido

Municipio de Monterrey busca abatir déficit de áreas verdes de la ciudad

areas verdes MTYDurante la presentación del estudio de áreas verdes que realizó la Facultad de Ciencias Forestales y debido al déficit de ellas en la ciudad, la Alcaldesa Margarita Arellanes, instruyó a redoblar esfuerzos en esta materia para mejorar la calidad de vida de la población.

La presentación estuvo a cargo del investigador, Gerardo Cuéllar, quien enumeró las acciones que deberán realizarse para alcanzar los estándares internacionales. El estudio revela que Monterrey padece un déficit de 413 hectáreas de áreas verdes, lo que representa alrededor de 258 mil 381 árboles. Por ello que durante su mensaje, la Alcaldesa Margarita Arellanes instruyó a las áreas de Desarrollo Urbano y Ayuntamiento, a presentar un plan para subsanar este déficit en el centro de la ciudad.

Áreas Verdes de la Ciudad de Monterrey

Dada la importancia de las áreas verdes en la calidad de vida de los centros urbanos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que en las ciudades exista, al menos, una superficie de 9 m2 habitante, siendo el óptimo entre 10 y 15 m2

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más del 50% de la  población mundial, está concentrada en zonas urbanas y se espera que este porcentaje aumente hasta un 70% en los próximos 50 años. Por otro lado, el informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU), presentado en la Cumbre de Johanesburgo, menciona que las proyecciones de la población para el 2025 ascenderán a 9,300 millones de personas, creciendo a razón de 75 millones de personas por año, correspondiente en su mayor parte a países en vías de desarrollo, que para el 2050 triplicarán su población. Este crecimiento desmesurado no es solo causado por factores
naturales de reproducción, sino también por la migración de zonas rurales a las urbanas o personas de otras ciudades o países, en búsqueda de mejores oportunidades de vida (estabilidad laboral, seguridad alimentaria y/o educación). Esta constante evolución en
el crecimiento de la población en las ciudades ha repercutido en el cambio de uso de suelo, provocando importantes efectos tanto desde el punto de vista ambiental, en el social y el económico.

1379976_723753497653395_399039065_n