Saltar al contenido

México puede reportar pérdidas por 143 mmdd por no combatir cambio climático

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La pérdida de productividad de suelos, la falta de control de emisiones de contaminantes y la no protección de bosques podrían generar pérdidas por 143 mil millones de dólares al 2030, si México no cumple con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París.

La coordinadora del Grupo de Financiamiento Climático para Latinoamérica y el Caribe (GFCLAC), Sandra Guzmán advirtió que, si el gobierno mexicano no cumple con los compromisos adquiridos al firmar el Acuerdo de París para combatir el cambio climático, podría perder 143 mil millones de dólares al año 2030.

Estas pérdidas derivarían de la no protección de los bosques, pérdida de productividad de los suelos y falta de control de emisiones de gases de efecto invernadero.

Los dineros públicos deben ser redistribuidos para que no se detenga el apoyo por aspectos rutinarios o burocráticos”, apuntó la también fundadora del GFCLAC, iniciativa de organizaciones de la sociedad civil e instituciones académicas que trabajan en temas de cambio climático y transparencia.

Agregó que “se debe hacer un mejor análisis de designación y los capitales internacionales que llegan deben ser distribuidos no de forma esporádica, sino con base a proyectos con sinergias a nivel municipal y nacional”.

Y es que, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) México apenas ha invertido 8 % del capital financiero para mitigar el cambio climático al que se comprometió al entrar en el Acuerdo de París.

Aunque el INECC estableció que la cifra necesaria para implementar acciones de mitigación y adaptación en el periodo 2014-2030 es de 126 mil millones de dólares, casi 8 mil millones al año, hasta el momento solo se han aportado un total de 10 mil 146 millones.

A nivel anual, las cantidades aportadas son muy similares año tras año, oscilando entre 2 mil y 3. mil millones de dólares, cifras lejanas a las que el gobierno mexicano se comprometió a cumplir y que, a este ritmo, ponen cuesta arriba llegar al total estipulado.

En 2017, último año del que se tienen reportes, México aportó 2 mil 405 millones de dólares.