7 maneras para hacer de tu oficina un lugar más responsable con el medio ambiente

Pasa la nota:

7 maneras para hacer de tu oficina un lugar más responsable con el medio ambiente

Con un buen diseño de oficina verde podrás ver ahorrar y mejorar el ambiente laboral.

Cada año, alrededor de las oficinas y empresas de todo el mundo se sacan tantas copias que es imposible contabilizarlas, se beben millones de litros de café en vasos plásticos y las personas se estresan por problemas que fuera mucho más fácil resolver si no estuvieran tan estresados por aquello sobre lo que no tienen control.

Cada año se despilfarran cifras exorbitantes de dinero en forma de diferentes rubros, es tanto que resulta agotador solamente ponernos a pensar en eso o hacer las matemáticas correspondientes. Lo peor es que todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad, queramos aceptarlo o no y lo mejor es que dado a esa responsabilidad, también podemos hacer algo al respecto. Puedes empezar por ejemplo, tomando en cuenta estas ideas de Gananci para emprender negocios ecológicos.

Por otro lado, si ya tienes un negocio propio o trabajas para alguien más, hay algunas medidas que puedes empezar a tomar por iniciativa o proponerlas a tu jefe para que se vuelvan oficiales. No se necesita gastar más dinero ni esfuerzo. Son medidas sencillas pero que marcan la diferencia, sobre todo cuando más personas se unen para llevarlas a cabo:

-Si utilizan aires acondicionados en tu lugar de trabajo, establece la temperatura en 23º o 24ºC, de esta manera el equipo no deberá realizar demasiado esfuerzo, lo que reduce el uso de electricidad.

-Al salir asegúrate de que todos los equipos estén apagados, y en caso de que ciertos equipos necesiten mantenerse trabajando como algunos CPU o servidores, adquiere ahorradores de energía para ellos. No solo te ahorrará dinero en el recibo de la electricidad, sino que también estarás ayudando al planeta siendo consciente del esfuerzo que requiere la producción de energía.

Si estás en la oficina, pero no estás utilizando la computadora, activa el modo ahorrador del monitor y desenchufa los cargadores que no estés utilizando.

-Aprovecha al máximo la luz solar y opta por espacios abiertos y con ventanas en vez de aquellos que solo tienen acceso a la luz artificial y reemplaza los focos por fluorescentes o LED. Preferiblemente estos últimos porque aparte de ser reciclables, duran 70 veces más que un bombillo tradicional y a diferencia de las luces fluorescentes, no contienen elementos tóxicos.

– Adquiere elementos de oficina como cartulinas, lápices, post-its y libretas hechos de material reciclado.

– No compren vasos desechables para el área del café. Es preferible que cada persona lleve su propia taza y que haya un par de repuesto.

-Piensa antes de imprimir cualquier documento y una vez hayas decidido que es estrictamente necesario imprimir, asegúrate de que todo esté correcto para que no necesites reimprimir. Corrige los errores antes de que estén en el papel.

Prefiere los emails, las invitaciones electrónicas y los memos de manera digital en vez de esas hojas y circulares que terminan en el fondo de una papelera.

Con respecto a la fotocopiadora, saca la cantidad de fotocopias exactas cuando sea necesario. Si siempre sacas un par de más “por si acaso”, al final de la semana habrás desperdiciado un montón de papel y tóner.

-Recicla las hojas, úsala por ambos lados antes de desecharlas, te sorprendería la cantidad de cajas de hojas blancas que se ahorrarían anualmente si -aunque sea- la mitad de las personas que trabajan en oficinas sacara el máximo provecho de esta herramienta de trabajo.

En caso de que no te lo permitan, puedes donar este material algún colegio público cercano al trabajo o en el de tus hijos, si la información que está en la cara usada no es confidencial.

-Recicla los cartuchos de las impresoras. En vez de tirarlos y comprar uno nuevo cada vez que haga falta, elige rellenarlos en lugares especializados. También puedes instalar sistemas de tinta continuos en las impresoras. La inversión inicial es algo fuerte, pero tiene mucho mayor alcance a menor precio.

-Si ves algún lavabo o váter goteando, repórtalo para que sea reparado. De gota en gota se desperdician miles de litros al final del mes

Cada una de estas medidas es fácil de tomar y harán la diferencia, no solo en tu bolsillo sino en el impacto que la industria causa al planeta. Si estás pensando en abrir un negocio ecológicamente responsable, pero te falta capital, aprende cómo ganar dinero, para que puedas diversificar tus ingresos sin demasiado esfuerzo.